fbpx

Su cómplice para aprender otra lengua

¿Sabías que tú, como la cuidadora principal, puedes impulsar el aprendizaje de un segundo o más idiomas en tu hijo? Además de ayudarle en su desarrollo cognitivo.

Sin lugar a dudas madre e hijo, desarrollan un estrecho vínculo desde su nacimiento y ha hecho suponer, que los niños adquieren el lenguaje principalmente de sus mamás, gracias a la continua convivencia.

El término “lengua materna” describe el lenguaje, al que un nene se expone por primera vez y aprende desde su nacimiento, así que la dominará mejor a cualquier otra; sin embargo, no es forzosamente su “primer idioma”, será el que adquiera y use de manera natural todos los días, por medio de la interacción con el entorno inmediato. No necesariamente será sólo uno, pues en las familias multiculturales pueden ser dos o tres; es por ello que en la actualidad, ya no hablamos únicamente de “lengua materna”, sino también de “idiomas familiares” para definir los lenguajes, que un pequeño usa con su mamá y su papá, la niñera, en la escuela, guardería o tal vez gente de su entorno.

Soporte invaluable
Los lingüistas modernos reconocen la importancia de ambos progenitores, en el aprendizaje de idiomas; sin embargo, las madres pasan más tiempo en casa con los hijos, por lo que interactúan y les acompañan en su desarrollo intelectual, mediante actividades diarias; a ello se atribuye que ellas, pueden impulsar el manejo de una lengua nativa, al igual que una segunda y hasta una tercera, en sus hijos a una edad temprana.

Emily Hardy, coordinadora académica, de los programas para niños y jóvenes del British Council en México, señala: “La creencia de que hablarles a los pequeños en más de un idioma los confunde, es falsa. Familiarizarlos con una lengua extranjera como el inglés desde chiquitos, les permitirá aumentar sus conexiones cerebrales y lograr mayor desarrollo cognitivo, lo que les ayudará en todos los aspectos de su vida personal y académica”.

Estimúlalo fácilmente
Uno de los métodos más reconocidos para propiciar este aprendizaje, es el habla dirigida a niños, conocida como infant o child directed speech, que tú puedes establecer en un ambiente cordial, sólo es cuestión de implementar algunas estrategias:

  • Conversa con el bebé mirándolo directamente y con un lenguaje simple y claro. - Enséñale objetos o imágenes, mientras que los nombras en inglés.
  • No hay que subestimar la importancia de la lectura en voz alta: léele a tu pequeño todos los días en el idioma que desees inculcarle, usa relatos sencillos y llama su atención sobre aspectos específicos de las historias.

 

Asistencia oportuna
De los dos a los seis años, es un período ideal para iniciar la enseñanza de una segunda lengua. La capacidad de escuchar diferentes pronunciaciones fonéticas, es más aguda a los tres años; al comenzar el proceso de aprendizaje en esta etapa, los infantes no ven el idioma como ajeno, se desenvuelven en él.

Investigaciones han comprobado que los niños bilingües, además de aprender de otras culturas, también suelen ser más creativos a aquellos con dominio único de una lengua, además sus funciones cerebrales, no decrecen a medida que envejecen.

Apuesta por el inglés
Particularmente el dominio del inglés, puede ser de gran utilidad en el desarrollo de habilidades significativas, al crear nuevas conexiones cerebrales y aumentar su velocidad de comprensión.

Por ello, es importante integrar al pequeño a clases de inglés, pero es vital seleccionar un método de enseñanza apto para su nivel.

Keri Craig, experta en la enseñanza de idiomas y directora del Teaching Centre del British Council en México, señala: “La metodología de enseñanza es fundamental para aprender una lengua. Por ejemplo, nuestro sistema está basado en una educación holística que, en el caso de los niños, busca un desarrollo integral; involucra aspectos cognitivos, sociales, culturales, físicos, emocionales y espirituales que los apoyan no sólo para aprender inglés, sino también a desarrollar habilidades que les ayudarán en todos los aspectos de su vida académica y social”.

Fácil y sencillo
Recuerda que cada pequeño es único y tiene sus propios ritmos de comprensión, los cuales han de respetarse; por ello es importante ponerlo en contacto con instructores expertos, que le ayuden en sus primeros acercamientos al aprendizaje con la finalidad implementar experiencias enriquecedoras.

Una excelente opción puede ser inscribirlo a clase en el British Council, donde a través de juegos y actividades artísticas, lo sumergirán en la lengua inglesa; mediante canciones, cuentos, bailes, manualidades y obras de títeres, tu hijo aprenderá el idioma de forma lúdica.

De acuerdo a la edad de tu pequeño puedes seleccionar entre:

  • Learning Time with Timmy, para niños de dos a cuatro años.
  • Primeros años, apto para nenes de cuatro a seis años.

Más informes en www.britishcouncil.org.mx o llama al 55 52631905, en la CDMX

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *