fbpx

¿Por qué es tan importante contener a los niños?

Despierta-sus-sentidos-diciembre-web

Una de las características de la infancia es que los bebés necesitan ser traducidos por un adulto que esté conectado con ellos y vaya interpretando su llanto, sus gestos, sus movimientos y todas las manifestaciones no verbales tan típicas y a la vez tan complejas.

Por: Claudia Rodríguez Acosta, psicoanalista

¿Perdida en el horizonte?

Al leerlo suele parecer sencillo o común, sin embargo, en la realidad sucede todo lo contrario, ya que descifrar lo que el bebé nos transmite, comprenderlo y responderle de tal forma que lo podamos calmar es una de las habilidades más difíciles de cultivar en la vida de los padres.

Cuando hablamos de contención no se requiere aguantar o de permitir que los bebés se desborden, contenerlo tampoco significa esperar pasivamente a que se calmen o a que dejen  de llorar.

Decodifica el mensaje

La contención emocional es un concepto muy complejo, proveniente del psicoanálisis, que consiste en tener la capacidad para recibir aquello que un bebé nos transmite (enojo, dolor, angustia, hambre, sueño, incomodidad, desesperación, etc.), comprenderlo (“ah, creo que ya entendí, necesita que lo cargue….algo le duele…parece que está incómodo con esa ropa…”), y responderle (“ven, calma bebé, aquí estoy”. “¿Te duele algo verdad? A ver, vamos a revisarte”. “ Ya  te voy a dar de comer, espérame tantito”. “Me siento muy desesperada porque no te entiendo, vamos a seguir intentando, ven aquí”.)

El poder de su vínculo único

Para llevar a cabo todo este proceso se necesita una gran capacidad de conexión de la madre con su bebé, y también, una gran generosidad para estar disponible a pesar del cansancio, o de la propia angustia que genera el no comprenderlo tan fácilmente, un gran amor y deseo por contener a ese pequeño.

Cuando hablo de conexión y de generosidad, no me refiero a intentar ser perfecta o a nunca desesperarse o a no cansarse. Sino más bien, se trata de poder actuar y tratar de traducir el lenguaje del bebé A PESAR del cansancio, de la angustia, de la frustración. Justamente a todo ese proceso se le llama contención, es un proceso que no podemos ver ni medir, ya que se lleva a cabo entre dos personas íntimamente unidas, profundamente vinculadas.

1

Tu propio estilo

Cada mamá lo hace a su manera, algunas hablan mucho, otras cantan, otras juegan, otras se desesperan pero lo reconocen, lo dicen y eso les permite no agredir a sus bebés.  Se pensaría que la contención es un proceso pasivo, proceso en el que no hacemos “nada”. Sin embargo es un proceso totalmente activo, ya que exige una gran disponibilidad emocional.

También, es importante mencionar que esta capacidad exige que haya más personas involucradas soportando a la madre; familiares que le ayuden a esa mamá, que la acompañen, que le expliquen, que sostengan al bebé cuando ella ya no puede más.

2

Siempre a su lado

Construir el espacio emocional para poder traducir a los bebés y a los niños pequeños es una labor que lleva tiempo, que exige acompañamiento, es un proceso en el que siempre habrá errores y ¡qué bueno que haya fallas! Parte de la contención emocional consiste en transmitirle al bebé que a pesar de la imperfección del mundo, de la angustia, la desesperación, a pesar de no entender nada, hay siempre un adulto que se empeña en seguir intentando comprender y que estará ahí, cuidando y deseando que crezca para que más adelante él pueda contenerse a sí mismo.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *