fbpx

Necesito una memoria de regalo

Diario-de-embarazo-diciembre-web

El estrés que genera la sana distancia, las largas jornadas, la búsqueda de la perfección para tener una casa divina en Navidad, para cuando tus padres lleguen generan ansiedad. Si los sumas a los meses de gestación, suelen provocar pérdidas de la memoria, ¿es normal o debes preocuparte?

Por Clara García

Existen evidencias de que durante el embarazo tu mente no es totalmente ágil y que se suscitan con frecuencia lapsos de olvido. Una serie de condiciones son las responsables, como la falta de sueño, o los niveles crecientes de hormonas que afectan los circuitos cerebrales, reveló un estudio británico. De acuerdo con Louann Brizendine, autora de The Female Brain: “Esas hormonas causan el crecimiento de nuevos circuitos cerebrales que ayudarán a la madre a concentrarse en el bebé después del nacimiento”.

Sin contar con que la mayoría de las embarazadas invierten mucho tiempo en pensar cómo decorar la habitación, las compras necesarias e incluso los nervios que les provoca imaginar el cuidado de un recién nacido.

Una investigación publicada en el Journal of Clinical and Experimental Neuropsychology, demostró que el cerebro funciona diferente durante la gestación, pues aumenta la actividad en el lado asociado con las emociones y estos cambios permanecerán los dos primeros años de vida del bebé con el único objetivo de agudizar las capacidades de la mujer para atender a su hijo.

Alrededor de 25 por ciento de las mujeres embarazadas, o que cursan el posparto, confiesan sentirse dispersas y olvidar fácilmente que buscan. Nada sorprendente, ya que son etapas fabulosas, pero altamente estresantes y las investigaciones revelan que el estrés puede afectar la memoria.

“Los estudios demuestran que el cerebro es incapaz de procesar dos tareas mentales a la vez”, según la experta en productividad Julie Morgenstern, autora de Never Check E-Mail in the Morning.

Soluciones a corto plazo

No tenemos la varita mágica que te devolverá la memoria en su totalidad, pero sí una serie de tácticas:

  • Primero que nada suelta unas carcajadas, ya que lograrán que produzcas endorfinas, aumentarán tu sensación de bienestar y bajarán tus niveles de tensión.
1
  • Usa la tecnología a tu favor, agenda tus citas en tu celular, las alarmas evitarán que te olvides de llegar a ellas; además puedes consultarla frecuentemente para organizar tu vida diaria.
  • Implementa las listas, así es: para las compras del súper, las vitaminas que tienes que tomar, los pagos a realizar, etcétera… Pégalas en un lugar visible, por ejemplo el refrigerador o la puerta de entrada, seguro siempre las encontrarás.
  • Solicita ayuda, te aseguramos que amigas, primas, tías y hasta tu suegra quieren ser parte de los preparativos para el nuevo miembro de la familia.
2
  • Ingiere alimentos ricos en colina, un estudio realizado por Epidemiology sugiere que durante la gestación las mujeres requieren 450 g al día, para fortalecer su memoria e incluso es un gran aliado para el desarrollo del cerebro del feto.
  • Incluye en la dieta salmón (rico en omega 3), que es eficiente para optimizar el desarrollo y funcionamiento adecuado del cerebro, tanto de la gestante como del bebé que viene en camino.
  • Trata de dormir el mayor tiempo posible, no es fácil, pero vale la pena intentarlo.

No te flageles porque olvidaste la ropa en la lavadora tres días y huele a humedad, tómate la vida de embarazo con filosofía, por lo menos tienes una buena excusa para dejar la computadora de la oficina encendida todo el fin de semana.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *