fbpx

Juegos para su desarrollo

Es vital para motivarlo y que adquiera habilidades. También es apropiado para ayudarle a comunicarse. Descubre cuáles son aptos de acuerdo a su edad.

Por: Alegra Ocampo

A pesar de ser pequeño, el juego será una de sus actividades favoritas que le facilitará aprender habilidades y le ayudarán a desenvolverse en el mundo que le rodea, en diferentes etapas de su crecimiento, de acuerdo con la American Academy of Pediatrics. El juego es un asistente que le permitirá planificar, organizar, regular emociones y socializar. Recuerda que cada niño es diferente y no lo fuerces.

0 a 6 meses

Juego despreocupado

Le encanta tomar tu dedo si lo acercas a su mano, en realidad se trata de un acto reflejo que desaparecerá a los tres meses; cuando se interesará más en el mundo que le rodea y lo explorará a través de los sentidos. Incluso será capaz de mostrar cuando requiere descansar al arquearse, cerrar los ojos o emitir sonidos molestos.

El juego: es un aliado para que tenga un desarrollo sensorial, al tiempo que fortalece músculos. Sonríe cuando te acercas lo cual es una franca invitación a jugar o explorar objetos.

Motivación: coloca a unos 20 centímetros de su rostro objetos coloridos para que consiga enfocarlos. Muévelos de un lado a otro o en círculos, la idea es que logre rastrearlos. También puedes agitar una o varias sonajas para que se concentre en seguir los sonidos. Asegúrate de tener limpios los juguetes pues se lo introducirá a la boca, un centro nervioso, que le facilita detectar texturas y hasta tamaños. Un gimnasio es apto para que aprenda a mover su cuerpo.

6 a 12 meses

Juego de espectador

Ahora es más despierto para explorar el universo que le rodea, ya cuenta con habilidades físicas que le facilitan moverse. Ama las repeticiones que le hacen comprender la causa y efecto. Perfecciona el agarre de pinza, con el cual logrará que tome objetos.

El juego: será un gran aliado para descubrir tamaños, formas e incluso colores de los juguetes o en cuentos, por lo que es muy importante leerle. Le encanta derribar, tocar y sentir objetos, aunque no lo creas trabaja sobre la resolución de problemas.

Motivación: construye torres y permite que las derribe varias veces, hasta que pierda el interés. Poco a poco enséñale a apilarlos. Si le acercas juguetes que suenen como un piano con teclas para oprimir, también es otra brillante idea. Prepara un espacio para juegos en casa, ya que comenzará a deslizarse, después a gatear y probablemente caminará con la finalidad de apoderarse de objetos.

12 a 24 meses

Juego en solitario

Continúan las exploraciones, pero como se ha evolucionado ha llegado el momento en que comenzará a crear conexiones entre varios objetos. Será capaz de apilar anillos o insertarlos en una caja, por sí solo.

El juego: comprenderás que eres uno de sus juguetes favoritos, le fascina jugar con un compañero como tú. Será apto para sus primeras lecciones de socialización con otros niños. A pesar de que le agrade ver jugar a otros chiquitines, todavía no se atreve a unirse a la diversión; sin embargo, es un asistente para experimentar con nuevas actividades lúdicas.

Motivación: recuerda que ya es capaz de comprender causa y efecto, así que prueba a darle una cubeta indicándole la vacíe en una tina. Enséñale como se usa un platito y la cuchara, obvio muéstrale con tu ejemplo y bríndale los objetos para que trate de imitarte. Prueba a ponerlo a pintar sobre cartulinas y pinturas de agua. Armen un conjunto musical con varios instrumentos como un xilófono, tambor e incluso una flauta.

24 a 36 meses

Juego en paralelo

Increíble, pero ya es todo un niño, el tiempo paso volando. Seguramente ya es capaz de jugar junto a otros infantes, pero no con ellos. Eres su mejor cómplice para desbordar la creatividad.

El juego: apto para crear representaciones de la familia con muñecos o títeres. Como ya es todo un creativo, puede transformar una cuchara en un lanzador de cohetes o una mantita en una capa con súper poderes.

Motivación: no dejes de ser su compañera, sólo que ahora tú pregúntale a que jugarán. Los rompecabezas de madera son magníficos para que siga desarrollando habilidades. Es el momento idóneo para enseñarle a guardar los juguetes, ropa e incluso libros en cajas o cestas. Organiza una tarde de títeres e inviten a papá como el espectador.

Un secreto, los juegos le permiten manejar el estrés, así que cuando te pida jugar un poco más, piénsalo dos veces antes de negarte.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *