fbpx

¿El estrés causa infertilidad?

Por: Clara García

Si en tu lista de deseos para año nuevo se encuentra concebir un bebé, es importante que te relajes, pues el estrés podría actuar como un anticonceptivo.

No todas las parejas lo logran al primer intento, de hecho los estudios revelan que el 80 por ciento queda embarazada dentro del período de un año.

El estrés y la angustia psicológica se asocia a fracasos en el tratamiento de infertilidad; mientras que a menor ansiedad, hay mayores posibilidades de salir embarazada, de acuerdo con el estudio Efficacy of psychosocial interventions for psychological and pregnancy outcomes in infertile women and men: a systematic review and meta-analysis, realizado en Dinamarca.

Baile hormonal

Un grupo de órganos femeninos intervienen en la fecundación de un óvulo. La glándula pituitaria que se localiza en el cerebro, es la responsable de la concepción, usa al torrente sanguíneo para enviar óvulos a los ovarios.

Es importante hacer notar que el estrés perturba al hipotálamo, al provocar desequilibrio de la hipófisis, ocasionándole que envíe mensajes hormonales correctos, lo que a su vez impide se liberen las hormonas necesarias para los ovarios; como resultado es probable que se evite la ovulación. A toda esta danza añádele el trance angustiante que pasan muchas parejas durante el tratamiento de fertilidad.

Qué fue primero

Es una realidad que mientras se trata de concebir a través de un tratamiento de fertilidad, las pacientes experimentan una gran confusión; por lo tanto, la pregunta del millón es, ¿la infertilidad causa estrés o el estrés causa infertilidad? Veamos lo que reportan los estudios que fueron publicados en Dialogues in Clinical Neuroscience:

- En un ensayo clínico realizado a 122 mujeres, el 40 por ciento fueron diagnosticadas con depresión o ansiedad, antes de su primera visita a la clínica de fertilidad.

- Posteriormente se realizó otro estudio a 174 mujeres, durante el tratamiento de fertilidad y el 39 por ciento mostró trastorno depresivo.

- Se llevó a cabo uno de los análisis más grandes, en el norte de California a 7352 mujeres y 274 hombres, los resultados arrojaron: el 56 por ciento de las mujeres y el 32 por ciento de los hombres reportaron síntomas de depresión; además de que el 76 por ciento de las mujeres y el 61 por ciento de los hombres mostraron signos de ansiedad.

- Los pacientes con un fracaso del tratamiento, tienen niveles significativamente más altos de ansiedad y depresión.

- Un estudio publicado en la revista Human Reproduction, reveló que las embarazadas con los niveles más altos de una enzima relacionada con el estrés, tenían dos veces más probabilidades de ser infértiles.

Existe un factor más, todos los embarazos, entre el 10 y 25 por ciento terminará en un aborto espontáneo; por ello muy probablemente las pacientes sufrirán el trastorno de estrés postraumático, que desatará ansiedad y depresión, según el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos. Circunstancia que ya llevarán en su historial, cuando lleguen por primera vez a una clínica de fertilidad.

Prueba contundente

“Aunque la infertilidad es estresante, no hay prueba de que cause infertilidad permanentemente”, según la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva. Como conclusión la infertilidad causa estrés, pues se convierte en una carga; así que no es un problema a largo plazo, que no pueda ser tratado. La asistencia psicológica tiene el potencial de disminuir la ansiedad y depresión, lo que conduce a tasas de embarazo significativamente más altas.

Recurrir a prácticas como el ejercicio, dormir lo suficiente, sesiones de meditación e incluso disfrutar episodios sexuales, logran reducir el estrés, mientras estás en tratamiento de fertilidad. Consulta con tu especialista las opciones y valora con tu pareja las probabilidades de asistir a una terapia psicológica.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *