fbpx

Desvelos antes y durante la maternidad

Se confabulan en tu contra al final del embarazo, descubre cómo puedes evitar que se conviertan en una bola de nieve, que podría intensificarse durante los primeros meses del bebé.

Por: Liliana Amaro, coach de sueño infantil

Los desvelos comienzan en las últimas semanas de gestación; por lo que suelen ser transformarse en semanas largas y difíciles.

Algunos de los motivos son:
• Emoción y alegría del cambio que está por presentarse
• Preocupación y ansiedad
• Incomodidad por el peso ganado
• Problemas para respirar normalmente
• Posiciones del bebé
• Dolores internos por la preparación del cuerpo, para la labor de parto • Cambios hormonales
• Molestias debido al clima

Con la preparación del cuerpo para comenzar la labor de parto es necesario descansar; sin embargo, a veces resulta imposible y las desveladas aunadas al cansancio, comienzan a acumularse poco a poco.

Desafortunadamente al llegar el día del parto, dependiendo de la duración, la madre está agotada, no sólo por la ansiedad sino que el insomnio se confabula también. Los cambios hormonales en la mayoría de las mujeres enmascararán estos síntomas de desvelo.

La felicidad de tener al bebé por primera vez en las manos, es un sentimiento fuerte e importante cuando te inicias en la maternidad; hasta que llega el momento de estar frente al pequeño, tratar de amamantarlo y atenderlo resulta un tanto fácil, cuando la madre está hospitalizada.

En la primera noche en casa se establecerán las primeras experiencias, de lo que serán episodios continuos, los horarios a los cuales la madre habrá de adaptarse, para criar a su pequeño. Los despertares a media noche comenzarán a ser repetitivos y el desvelo se acumulará incesantemente.

Carga pesada
Los expertos asemejan la acumulación del desvelo, con un costal de piedras él cual se va jalando y agregando una roca, cada vez que la madre despierta durante la noche. Horas, noches, días, a veces transcurren semanas y el sueño trata de ser recuperado, pero en ocasiones es imposible; es justo en ese momento cuando el apoyo de la familia o de personas cercanas es indispensable.

La vida en pareja también comienza a sufrir los estragos de no dormir noches continuas. No es necesario esperar meses, es notorio que el desvelo crónico se alcanza en las primeras semanas, después del nacimiento de un bebé.

Zzleep My Baby constantemente lanza campañas y programas, para la educar a los futuros padres e introducir rutinas exitosas que logren dormir a los bebés. En algunos casos puede convertirse en una lucha constante, como cualquier nueva modalidad que se sabe trae beneficios, pero existe la incertidumbre de si lo podremos aprovechar o no.

Liliana Amaro coach de sueño infantil, considera extremadamente necesario brindar herramientas a los futuros padres, en el último trimestre del embarazo para afrontar las desveladas continuas; de no ser posible en estos últimos meses, puede ser en las primeras semanas tras el nacimiento del bebé.

Dormir es una necesidad vital y así como existe la organización de La Liga Internacional de la Leche, la creación de una línea de ayuda para madres desveladas seria excepcional. Sabemos que ocho de cada 10 familias, experimentan problemas a la hora de dormir con un bebé en casa. Hay madres desarrollan depresión posparto y en la mayoría de los casos, se debe al desvelo crónico que sufren. Con un buen descanso gracias a una noche de sueño apropiado, es fácil encontrar soluciones y evitar otros trastornos.

Zzleep My Baby ofrece método del acompañamiento disponible en video, que puede ser útiles para los futuros padres, es fácil adquirirlo Aquí

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *