fbpx

¿Cuándo es el momento perfecto para entrenarlo en ir al baño?

TIPS RAPIDOS

Cada niño es único, como consecuencia tiene sus propios tiempos. Entre los 24 y 36 meses podría estar listo, para iniciarlo en el proceso de ir al baño y dejar el pañal paulatinamente. De acuerdo con NHS, a los 12 meses los bebés dejan de hacer popó por la noche, a los 24 meses casi  la mayoría se mantendrá seco durante el día, pero es a los 36 meses que nueve de cada 10 niños se mantiene seco.

Esto te puede dar un panorama de cuando iniciar el entrenamiento, la mayoría de los padres lo inician entre los 30 y 36 meses, aunque tú y el pequeño son únicos, tú decides. Pero hay dos reglas básicas, no lo obligues y ármate de paciencia. Cuando te avisa, que está haciendo pipí o popó, aunque traiga el pañal, probablemente sea un semáforo en luz verde para iniciar. Tal vez esta cuarentena sea una buena época, pues cuentas con el tiempo para lograr la premisa.

Inicia por preparar el espacio

Como lo oyes, debe sentirse cómodo y animado para querer pasar tiempo en el baño. Si hay espacio suficiente crea una mini biblioteca, introduce una caja con juguetes, fáciles de lavar para desinfectarlos. En las paredes coloca dibujos divertidos, incluso pega cosas que le atraigan en la puerta, como banderines de fiesta y dile que es una entrada a la diversión. Para enseñarle a lavar las manos, puedes usar un gel de colores; le encantará. Obvio un orinal pequeño y de un color atractivo, también es básico.

Agéndalo

Hay que planear las horas para iniciar la rutina, es importante que la sigan a diario, si es que deseas obtener resultados a corto plazo. De otra forma, suele convertirse en una tortura para todos. No inicies la actividad por las noches, lo ideal es en las mañanas, que ésta con excelente energía. Inicialmente debes sentarlo para orinar y defecar, aunque se trate de un niño.

Inhala y exhala

Relájate, recuerda que él fácilmente siente tu ansiedad. Si te ve tranquila, él también lo estará. Se suscitarán accidentes en el camino, sólo basta con cambiarle el calzón y lavarlo. No logrará de un día para otro controlar su vejiga. Evita regañarlo si una eventualidad sucede, podrías hacer que retroceda en su aprendizaje.

Vigila

Pregúntale cada 20 minutos, si necesita ir al baño. Es importante que tú o papá estén disponibles para acompañarlo. Tal vez puedan turnarse para hacerlo más fácil. Si ve que todos están involucrados será más sencillo que acepte.

Celebra

Cada que lo logre, puedes ofrecerle una recompensa, algo divertido. Podrían bailar y cantar. Se sentirá animado para continuar con la labor. Dile que cantan, porque ya es un niño grande, eso lo empoderará mágicamente.

Asiste

Debes estar presente para limpiarlo también, recuerda que es muy pequeño, esa será una clase a implementar, cuando veas que ya logra controlar los esfínteres. No lo presiones, una cosa a la vez y lograrán cumplir el reto.

Agua y jabón

No olvides enseñarle la básica lección de lavarse las manos después de cada visita al baño. Recuerda un jabón de colores, puede ser un gran aliciente para que se anime a hacerlo

Mientras no logre controlar los esfínteres por el día, coloca todavía el pañal por las noches, para evitar accidentes. También es importante que en el día lo vistas con prendas fáciles de quitar como pantalón con resorte, nada ajustado, para facilitar la tarea.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *