fbpx

Cómo fortalecer las defensas del bebé

Por: Pediatra Sydney Greenawalt Rodríguez, con Maestría en Nutrición Clínica

¿Sabes cómo funciona su sistema inmune? Te brindamos asesoría para que lo comprendas y al mismo tiempo le ayudes a optimizarlo con la implementación de medidas benéficas.

  1. ¿Cuál es la importancia del sistema inmunológico en un bebé?Cuando un bebé nace, tiene un sistema inmune heredado por sus padres al que se le conoce como “inmunidad innata”, es su primera línea de defensa y se basa principalmente en un mecanismo de “barrera”. Conformada por un grupo de células inmunológicas que reconocen cuerpos extraños tanto en la superficie de algunos órganos (por ejemplo, la piel y el intestino), como en la sangre y que sirven para ayudar a atacar a todo agente extraño. La desventaja de este sistema es que no tiene memoria y su repertorio de ataque no es tan variado, como el que logrará desarrollar y entrenar con el tiempo. A este adiestramiento del sistema inmunológico se le denomina “inmunidad adquirida”. El trabajo que efectúan conjuntamente el sistema inmune innato y adquirido es altamente sofisticado y eficaz en los pequeños; sin embargo, en lo que la inmunidad adquirida se desarrolla por completo, los anticuerpos de defensa que la mamá le trasmite al bebé durante el embarazo y posteriormente a través de la leche materna son fundamentales.                                                             
  2. ¿La leche materna puede fortalecer las defensas del bebé?Claro, la leche materna es un producto vivo de gran complejidad biológica, especie específico, es decir, está hecha específicamente para las necesidades del recién nacido. Por lo tanto, cuenta con un sistema de defensas altamente especializado, así como de microorganismos benéficos y substancias que ayudan a que la microbiota del bebé se alimente y crezca sanamente.
  3. ¿La microbiota intestinal es una aliada del sistema inmune?  La función de la microbiota es diversa, pero en los primeros días de vida ayuda principalmente como mecanismo de defensa produciendo sustancias contra microorganismos extraños, es un tipo de “barrera”. Otra función muy importante es mantenerse comunicada con el sistema inmune y presentarle a los microorganismos extraños para que cree defensas específicas.
  4. Al inicio de la alimentación complementaria, ¿qué nutrientes puedo incluir en su dieta para fortalecer el sistema inmune? Todos. Cada uno de los alimentos favorece de una u otra manera al sistema inmune, pero entre los más reconocidos se encuentran los que contienen vitamina C y D, hierro y zinc.
  5. Una vez que ya es apto para tomar alimentos con las manos y que logra masticar, ¿qué alimentos se sugieren en la dieta para optimizar sus defensas?    Nuevamente es importante agregar todos los alimentos. Hay que destacar que a esta edad algunos niños son muy selectivos en lo que ingieren y como parte de su desarrollo comen menos y siempre quieren jugar e investigar. Es por eso que algunos alimentos lácteos para menores están suplementados con vitaminas, minerales y prebióticos para ayudar a potenciar su crecimiento y neurodesarrollo y promover el adecuado desarrollo de su sistema inmunológico.
  6. En caso de que el bebé requiera antibióticos por alguna circunstancia, ¿se verá afectado su sistema inmune?  Los antibióticos, aparte de ir dirigidos al microorganismo patógeno, también suelen atacar a los microorganismos benéficos, por lo que es posible que se vea afectado el desarrollo del sistema inmunológico de un bebé. Es por eso que agregar un probiótico o alimentos suplementados con prebióticos o probióticos, puede favorecer a su microbiota y por lo tanto ayudar a su sistema inmune.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *