fbpx

Cambia el pañal sin resistencia

Cambia el pañal sin resistencia, aunque en ocasiones es una odisea, estos consejos lograrán la proeza sin llanto de por medio.

Por: Ida Nuñez

Cuando es un pequeño dedicado exclusivamente a dormir, te urge que crezca y el tiempo pasará volando; ninguno de los dos lo sentirá y cuando lo notes, ya gateará por la casa e incluso comenzará a dar sus primeros pasos.

Su tarea fundamental es explorar, todo lo que hay en su fascinante alrededor y le disgusta que lo interrumpas, cuando anda de expedición o está divirtiéndose con alguno de sus juguetes favoritos.

Sin embargo, si detectas un olor nada agradable es momento de cambiarlo, no lo dejes para después, pues aunque ya es todo un bebé las rozaduras seguirán acechándolo.

Controla la situación y cambia el pañal sin resistencia

Probablemente se retorcerá mientras tratas de cambiarlo e incluso llorará, pero las mamás siempre son más inteligentes que sus vástagos para dominar la escena.

Para que lo hagas como una experta sigue nuestros consejos:

  • Lo ideal es tener un kit de cambio a tu alcance, puedes colocar los implementos en un canasto. Cuando salgan no olvides llevarlos en la pañalera o en la carriola; el nene puede evacuar en cualquier lugar y más vale que siempre estés prevenida
  • ¿Qué necesitas? Pañales bbtips Sensitive que cuidan su delicada piel, Toallitas Humedas bbtips con caléndula que regeneran, manta cambiadora, pomada, bolsa para la basura y dos pequeños juguetes.

  • Los juguetes con sonido o con botones, serán tus mejores aliados, te lo aseguramos ya que lo entretendrán por más tiempo y tú terminarás la tarea.
  • Ubica la zona estratégica, con el paso de los meses tal vez no necesites llevarlo hasta su habitación, es probable que en el algún sillón sea fácil cambiarlo para que siga jugando.
  • En tu ánimo de calmarlo es probable que quieras darle las llaves o tu celular para que juegue, pero ambos son focos de bacterias y en el peor de los casos, los aventará y no querrás perder las llaves de casa en el parque; lo juguetes serán tus aliados, puedes darle uno de ellos y la tranquilidad vendrá inmediatamente.
  • No le des los dos juguetes al mismo tiempo, la tarea de limpiarlo suele demorarse y uno por uno servirán para calmarlo antes de que pierda el interés.
  • El plan B si los juguetes no funcionan, aparece en el escenario una mamá divertida. Si empiezas a hacer muecas que lo diviertan, se calmará y dejará de retorcerse con lo que podrás cambiarlo rápidamente. Cuando suelta las carcajadas es un buen momento para recostarlo.
  • Nos consta que no tendrás tiempo de hacer tantas cosas a la vez, pero prueba a poner en tu celular alguna canción que le guste y disponte a cantarla, mientras lo empiezas a cambiar. La música obrará milagros.
  • Conserva la calma, recuerda que los niños son sumamente inteligentes, detectan rápidamente tu estado de ánimo y si descubre tu ansiedad, se pondrá irritable y necesitarás más tiempo para tu tarea.
  • Una vez que termines no olvides colocar el pañal en el bolso de plástico, por si necesitas dejarlo en la sala u otro espacio, al tiempo que corres a apagar la comida que estuvo a punto de quemarse mientras cambiabas al niño.

Como todo pasa rápidamente en la vida de tu hijo, éste será sólo un episodio que transcurrirá y tendrás que enfrentar nuevos retos, para los cuales estaremos contigo acompañándote y ofreciéndote soluciones prácticas. Cambia el pañal sin resistencia.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *