fbpx

Aprende a comunicarte con tu hijo

52-tareas-de-papaì

Educar a un niño es una tarea sencilla. Muchos padres se sienten atrapados ante las conductas desafiantes de los pequeños y cometen algunos errores, al tratar de frenar la guerra de voluntades, como los siguientes:

- Criticar o avergonzarlos por su comportamiento.

- Usar castigos con frecuencia.

- Establecer demasiadas reglas.

Por lo regular no resuelven sino al contrario aumentan los conflictos, recuerda que la clave para darles solución es la comunicación.

Ruido en la comunicación

Tal vez no te has dado cuenta, en tu papel de padre por separado o en conjunto con mamá, están generando mensajes erróneos con una mala comunicación:

- La falta de respeto en una pareja en combinación con gritos, es una mala estrategia que genera niños irrespetuosos.

- El idioma que se usa es vital y no nos referimos a una segunda lengua; es decir, si hay abuso cuando se habla en familia, es muy probable que se dañe la autoestima de un infante, que podría tornarse belicoso, mientras que si le transmites amor con tus palabras, será más fácil hacerlo comprender.

- No saber escuchar, a pesar de su corta edad ellos necesitan ser escuchados, para hacerlos sentir valorados y no ansiosos o deprimidos. Además podrás descubrir que le molesta y porque actúa desafiante.

Esfuerzos positivos

Probablemente los conflictos desciendan, si se realizan algunas mejoras en la comunicación en familia:

- Padre y madre, deben lucir como una real pareja con un frente unido, que se respeta y se prodiga amor enfrente de los niños. Si hay alguna discrepancia, lo ideal es resolver los conflictos en privado.

- Realizar reuniones familiares, no necesariamente requieren salir de casa, basta establecer que en el desayuno o la cena, todos comen juntos y conviven. Los fines de semana todos estarán más descansados y también es otro período oportuno, para divertirse jugando en casa o el parque.

- Bríndale mensajes positivos en vez de criticarlo todo el tiempo. Siempre abrázalo o sonríele, así estarás fortaleciendo su seguridad en sí mismo. Puedes decirle: “que bien lo haces”, “podemos volver a intentarlo más tarde si no lo logras a la primera”, “me gusta lo que dices”. Recuerda que es importante que sepa que no esperas a un hijo perfecto.

- Tiempo de calidad, deja el celular en la bolsa o en silencio, cuando platiques con él o le cuentes una historia antes de acostarlo. Sabrá que lo valoras y lo respetas como persona.

Para lograrlo tienes que ser persistente y estar atento a tus fallas, para reducir poco a poco los episodios conflictivos en familia. La buena noticia es que la práctica logra maravillas.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *