fbpx

Zona de contingencia

Zona de contingencia, seguro las cenas de Navidad y Año Nuevo serán en casa de los abuelos, para que todos disfruten al máximo es necesario exterminar los probables peligros.

Por: Sabrina Zavaleta

No sólo el bebé está en período de adaptación, toda la familia tiene que ajustarse a ese chiquitín, así que conviene advertir a los abuelos de ciertos riesgos para despejarlos y evitar un pequeño llorón, porque no lo dejan moverse o aún peor lastimado, durante las fiestas.

Un infante desde que gatea y empieza a caminar, es un huracán en movimiento, se dedicará a patrullar en busca de nuevas experiencias, que en una casa llena de adornos puede elevarse a fase 5.

Riesgos al acecho

Sin embargo, es una ocasión maravillosa para que socialice con tíos, primos y nuevos amigos; para no cortarle las alas, sólo hay que alejar las amenazas de su alcance.

Árbol a salvo

Lo mejor sería colocarlo en una maceta, para que no se balancee fácilmente y ubicarlo en sitio alto para que no logre alcanzarlo con sus manitas. Corten las ramas bajas, las esferas de materiales irrompibles serán perfectas como las de cartón, madera o plástico y si se llegan a caer no se romperán como las de cerámica o cristal.

Luces seguras

Cuando entra en juego la electricidad los problemas se multiplican; así que lo ideal es alejar los cables de su paso, además de cerciorarse que los contactos y enchufes estén aislados o bloqueados con protecciones.

Cuidado con los regalos

Al abrirlos, mantén los ojos bien abiertos, lo ideal es colocar una bolsa de basura e insertar en ella inmediatamente papel, cintas y restos plásticos para evitar que se los lleve a la boca. En cuanto termine la sesión de obsequios retira los restos de envolturas de la habitación, recuerda que lo brillante y colorido llama poderosamente su atención.

Limpieza frecuente

Con tanta gente, objetos y el cansancio acumulado es probable que se caiga fácilmente conforme transcurre la noche. Por ello es imperioso mantener el piso limpio, para evitar que se resbale con los líquidos o que trate de comerse restos de alimentos o basura que encuentre.

Aléjalo de la cocina

Es un sitio lleno de riesgos, no solo hay alimentos calientes, también hay objetos punzo cortantes y hasta productos tóxicos para limpiar. Lo ideal es vigilar que no ingrese y si es necesario colocar una puerta tipo corral; que seguro puedes llevar de tu casa. Más vale cargar, tardarse en abrir y cerrarla que sufrir un percance.

Prohibidas las velas

No se resistirá al encanto de las luces y tratará de tocarlas en cualquier descuido, por eso lo mejor es prescindir de ellas. La casa ya estará animada con todas las visitas.

Búnker infantil

Planeen con los abuelos un sitio estratégico para el chiquitín, donde puedas colocar un tapete cerca de un sofá, para aislarlo sutilmente. Llévale juguetes que no use frecuentemente para que se mantenga entretenido. No olvides cargar dos o tres cambios de ropa por si se ensucia, moja o vomita.

En la zona de contingencia si son previsores todos disfrutarán, pero él más.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *