fbpx

¿Tiene gripa o resfriado?

shutterstock_1262323423

Aunque parecen iguales, no lo son, aprende a diferenciarlas para proporcionar la atención adecuada a tu pequeño.

Por: Ida Núñez

Los bebés son susceptibles a ambos, debido a que su sistema inmunológico aún no está maduro y tiene que desarrollar inmunidad frente a infecciones comunes.

Diferencias

El resfriado es frecuente en los meses de otoño e invierno y un bebé o infante puede presentar hasta siete resfriados en un año, de acuerdo con Mayo Clinic. Es provocado por uno de más de 200 virus, los rinovirus son los más frecuentes, que entran fácilmente por la boca, nariz e incluso los ojos, su período de incubación es de 48 a 72 horas.

La gripa es un problema infeccioso generado por el virus de la influenza, se presenta habitualmente en el otoño e invierno, atribuyéndose, en la mayoría de los casos, como responsables de este contagio a los virus gripales A y B.

Cómo detectarlas

Descubre esos sutiles signos que marcan la diferencia entre ambas enfermedades.

Síntomas de resfriado

1- Ocasionalmente hay fiebre, tal vez febrícula.

2- Es muy raro que se presente dolor de cabeza.

3- El pequeño se mantendrá ligeramente activo, pues no tiene dolores.

4- Congestión nasal, que incluso le impide lactar.

5- Estornudos frecuentemente.

6- Dolor de garganta y carraspera.

7- Cuadros de tos frecuente.

8- No siempre hay dolor de pecho.

9- Los síntomas duran hasta dos semanas.

 

Síntomas de gripe

1- Hay fiebre con una duración de tres a cuatro días.

2- Dolor de cabeza frecuente y escalofríos.

3- Debilidad, dolor corporal y fatiga.

4- A veces hay congestión nasal.

5- Raramente estornuda.

6- A veces presentará dolor de garganta.

7- Tos intensa.

8- Molestias en el pecho agudas.

9- La presencia de los síntomas va de una a dos semanas.

En pie de guerra

Hay que prevenir, para evitar la propagación de virus en casas con infantes:

- El virus puede volar en el aire, cuando un bebé tose o estornuda; en este último se pueden expulsar 40,000 gotitas de saliva que viajan a una velocidad de 150 kilómetros hasta una distancia de tres metros.

- Si alguien con gripa o resfriado visita tu casa y toca las manos del nene, es una fuente de contagio, pues es probable que el chiquito se frote boca, ojos e incluso la nariz.

- Debes saber que los virus esparcidos pueden vivir hasta dos horas en las superficies, por ello se requiere limpiar constantemente muebles y juguetes que estén en contacto con el niño.

Medidas preventivas

Algunas de las siguientes prácticas pueden alejar el resfriado de tu hijo:

- No lo lleves a casa de amigos o familiares si alguien está enfermo y tampoco permitas que lo visiten.

- Lávate las manos antes de tocar al bebé. Si estás en la calle, recurre a una pequeña dotación de gel desinfectante.

- Asegúrate de lavar los juguetes y chupones. Puedes agregar unas gotas de vinagre de manzana orgánica en el agua, para desinfectarlos completa y seguramente.

- Enséñale desde pequeño a estornudar en un pañuelo y luego tirarlo.

- Cuando se trate de un niño mayor a un año, vigila que su dieta esté equilibrada e incluya cereales integrales, verduras y frutas que tengan alto contenido de vitamina C.

¿Sabías que los antihistamínicos pueden ser usados sólo en caso de resfriado? En efecto, ya que la gripa sólo responde a los antivirales. Recuerda consultar al pediatra para una valoración y que sea él, quien indique el tratamiento a seguir con la finalidad de evitar complicaciones.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *