fbpx

¿Tiempo frente a un dispositivo?

Este tema con mucha frecuencia desata una gran polémica. Los expertos recomiendan la exposición de acuerdo a la edad de los niños, con objeto de prevenirlos de consecuencias nocivas, beneficiarlos y que no resulten perjudicados.

Por: Alegra Ocampo

Se asocia el uso de dispositivos a problemas de obesidad, dificultad en la concentración e incluso con la falta de sueño en la infancia.

Actualmente el ritmo de vida permite que los pequeños estén en contacto con móviles, tabletas, televisores y computadores desde temprana edad; sin embargo, ¿qué tan bueno o perjudicial es?

Los expertos responden

D. ¿Nenes menores de dos años pueden jugar con los dispositivos?
R. No es lo ideal, se les debe restringir el uso totalmente, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud OMS, puede provocar retrasos en su desarrollo, de manera especial en el lenguaje; lo mejor es jugar con ellos para que evolucionen y descubran el entorno que les rodea a través de actividades lúdicas.

D. ¿Por qué producen el retraso?
R. Es importante estimularlo, si lo colocas frente a un dispositivo electrónico, no habrá un intercambio de información que desde luego, requiere de dos personas. En cambio si le narras historias o le cantas mientras interactúas con él, habrá una retroalimentación y el pequeño comenzará a entender palabras que más tarde serán parte de su vocabulario.

D. ¿Hay algún otro tipo de retraso o desventaja, al poner en contacto a los niños con dispositivos?
R. No sólo empezará a hablar tardíamente, también tendrá problemas para conciliar el sueño y se tornará irritable. No hay evidencias refutables, pero será más propenso a sufrir de obesidad, según la OMS que lo define como “tiempo de pantalla sedentario”.

D. ¿Después de los dos años, está permitido el uso de dispositivos?
R. No más de una hora y de preferencia media hora. Recuerda que menos es más, en este caso.

D. ¿Cuáles son las recomendaciones de actividades de acuerdo a la edad?
R. Se divide en diferentes rangos:

- 0 a 12 meses: por lo menos 30 minutos de juegos interactivos donde se pueda mover, por lo tanto no deben estar sujetos a sillas. Los cuentos y canciones son básicos para entretenerlos. El rango de sueño debe ser de 14 a 17 horas antes de los tres meses; de los cuatro a 12 meses debe dormir al menos 12 horas, incluidas las siestas.

- 12 a 24 meses: el nivel de actividad se debe incrementar a180 minutos, repartida en varios lapsos a lo largo del día. Es apto para dormir 11 horas, incluidas las siestas.
- 24 a 48 meses: también se sugieren 180 minutos de actividad, pero con un lapso de 60 minutos más vigoroso. Es decir llévalo a jugar al parque o a tomar alguna clase de ejercicio que le agrade, como natación por una hora. Logrará tener de 10 a 13 horas de sueño de calidad.

La información anterior está sustentada en 27 ensayos realizados en el Reino Unido, con “evidencias de baja calidad”; sin embargo, los estudios también señalan que las diferentes intensidades de ejercicios corporales brindan efectos benéficos en el peso, la capacidad de movimiento y cognitiva, relaciones psicosociales, además aptitudes físicas.

La OMS sí sugiere limitar el uso de dispositivos con el fin de evitar el incremento de la obesidad; acorde a esta indicación, es una realidad que el tiempo de calidad que brindan los padres a la atención de los niños y el juego lúdico, logra avances positivos en la evolución de los infantes sin importar la edad.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *