fbpx

Supera los tres primeros meses

Miles de eventos, dudas y sonrisas se atravesarán en su nuevo camino como padres, navega por aguas tranquilas con algunos consejos.

Por: Sabrina Zavaleta

La realidad es que están ustedes y él, que depende completamente de sus padres, es importante que adquieran confianza en sus habilidades para cuidarlo.

Seguir sus instintos será primordial para que todo marche en orden o casi, ya que habrá pequeños descalabros, pero la vida no es perfecta.

En evolución

Comencemos a descubrir las sorpresas que les aguardan.

1 mes

Te aseguramos que él tiene más que procesar que tú como recién estrenada mamá, después de mantenerse cálido en el útero materno en un ambiente acuoso, de pronto es expulsado y ya no es alimentado por el cordón umbilical, hay luces que no comprende, escucha la conocida voz de mami pero otras más e incluso siente frío cuando le cambian el pañal.

Desarrollo: de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, llegará a pesar entre cuatro y medio kilos si es varón, mientras que una nena oscilará entre los cuatro kilos.

Probablemente crezca entre tres y cinco centímetros. Ya logra enfocar tu cara a veinte o treinta centímetros. Dormirá entre 15 y 16 horas al día, aunque puede costarle trabajo y como no sabe qué hacer llorará.

Cuidados

* Es importante que le hables y le brindes caricias para mantenerlo calmado.

* Le encanta que lo envuelvas entre suaves texturas.

* Odia los movimientos abruptos, así que cárgalo con delicadeza.

* Déjalo que se prenda a tu busto a libre demanda, como es principiante los primeros días se tomará su tiempo, disfrútalo.

* Es importante darle pequeñas palmaditas en su espalda después de que coma para ayudarlo a expulsar el aire y evitar cólicos.

Coloca una mantita en tu hombro, pues probablemente vomite un poco de leche, es normal porque el estómago y el esófago aún no han completado su desarrollo.

* Programa su primera cita con el pediatra.

* Lava su ropa con jabón neutro para que los detergentes no irriten su piel

Alerta

Llama al médico si detectas focos de atención, como los siguientes:

* No parpadea ante la luz brillante.

* Tampoco responde a los sonidos fuertes.

* Se mantiene rígido o muy laxo.

* No enfoca sus ojos en un objeto.

2 meses

Buenas y malas noticias sus ciclos de sueño se empiezan a regularizar y probablemente llore más por las noches.

Se convierte en una experto succionador, por lo que comer ya no le llevará una hora y cada que te escucha o te ve, te sonreirá, será la mejor recompensa.

Lo mejor es que presta atención a todo lo que le cuentas.

Desarrollo: llaman poderosamente su atención los colores vibrantes y ve más allá de los 60 centímetros, notarás que mientras está acostado empieza a patear lo que le ayudará a fortalecer sus músculos.

Te sorprenderá su fuerza pues será capaz de sostener su cabeza erguida. Si es nene llegará a pesar cinco y medio kilos, mientras que las nenas rondarán los cinco kilos.

Posiblemente mida entre 55 y 60 centímetros.

Cuidados

* Para saber si come correctamente cuenta los pañales que le cambias, deben oscilar entre seis a ocho.

* Cuando chasquea los labios, se los chupa o llora desconsoladamente, te avisa que tiene hambre.

* Es momento de implementar las rutinas, es decir, dale de comer cada tres horas, báñalo en el mismo horario, cuéntale una historia antes de dormir; le servirán para sentirse seguro.

* Colócalo boca abajo para ayudarle a sostener la cabeza y fortalecer los músculos del cuello al mismo tiempo.

* Asegúrate de continuar con el esquema de vacunación.

* Déjalo que escuche música a lo largo del día.

Alerta

Llama al médico si detectas focos de atención, como los siguientes:

* No logra sostener la cabeza.

* Se siente laxo.

* No para de llorar.

3 meses

Cada día es más consciente de él y probablemente su sistema nervioso se encuentre maduro y ya logra dormir noches corridas, será un gran alivio para todos en casa.

Será un momento de alegría cuando gire su cabeza al escuchar tu voz, es decir comienza a reaccionar ante el mundo que lo rodea.

Desarrollo: ahora tiene la fuerza suficiente para sostener la cabeza y el pecho mientras se encuentra boca abajo.

Empieza su coordinación mano-ojo pues abre y cierra las manos, golpea objetos colgantes o toma pequeños objetos como una sonaja.

También empujará los pies hacia abajo.

Te encantará escucharlo balbucear o verlo rodar.

Pesará entre seis y seis kilos y medio, crece a pasos agigantados y puede medir casi 60 centímetros.

Cuidados

* Platícale acerca de todas las actividades que realizas, es decir, si lo vas a cambiar, le vas a dar de comer o simplemente van a abrir la puerta.

* Dile los nombres de objetos mientras caminas y los señalas.

* Es momento de que descubra más texturas, ofrécele para jugar toallas, bufandas de terciopelo y muñecos de peluche.

* Coloca un móvil en su cuna para estimular su desarrollo motriz.

* Para incitarlo a balbucear cántale una canción.

* Descubre si está correctamente alimentado, deberás cambiarle cinco pañales por día.

* Establece un horario para dormir entre las 7 y 9 de la noche, para que sueñe alrededor de diez horas seguidas.

* Si vas a volver al trabajo, no sientas culpa.

Alerta

Llama al médico si detectas focos de atención, como los siguientes:

* Si llora más de una hora continua.

* No reconoce tu voz o sonidos.

* Hay constante reflujo de leche.

* No balbucea.

Lo mejor es que este lapso de tres meses, pasará en un abrir y cerrar de ojos ante tu mirada atónita.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *