fbpx

SOS seguridad en el agua

Por: Alegra Ocampo

Las vacaciones de Semana Santa están a la vuelta de la esquina y si proyectas salir con tu pequeño por primera vez a la playa, será toda una aventura. Pero, con los cuidados adecuados será sumamente divertida.

Desde luego hay que tomar precauciones para evitar lamentables contratiempos.

Protección certera

Existen pruebas sólidas de que la exposición prolongada al sol y sus resultantes quemaduras, a temprana edad multiplican el riesgo de padecer cáncer de piel, incluido el melanoma que rara vez se desarrolla antes de los 20 años. No importa si tu nene tiene piel clara o morena, requiere protección solar por igual.

* Un bebé menor a seis meses de edad, no debe exponerse a los rayos directos del sol y tampoco debe usar protector solar; lo cual aplica también en la ciudad. *Cuando lo saques a pasear, lo ideal es evadir el sol entre las 10:00 y 16:00 horas. Tanto en las vacaciones como en la vida cotidiana.

* De acuerdo un estudio realizado en la Universidad de Miami, no es suficiente mantenerlo a la sombra, en tal caso debes cubrirlo con sombrero y prendas de manga larga.

* También necesitará lentes para sol que filtran los rayos UV, reducen las probabilidades de cataratas y degeneración macular. Los de cristal gris son ideales ya que bloquean de 75 a 90% de la luz solar y la prueba de su eficacia, es que no debes lograr ver los ojos del pequeño tras las micas.

* Una vez que cumpla los seis meses es importante aplicar un protector solar, como Umbrella Kids Resistente al agua SPF 50+, que tiene una resistencia de 80 minutos bajo el agua y bloquea hasta en 80% la radiación del astro rey.

* ¿La dosis adecuada de protector? Verte una bola en tu mano y distribúyela de forma que sea suficiente para cubrirlo de pies a cabeza.

* Es importante repetir la dosis cada dos horas.

Sin sustos en el agua

* En la alberca o el mar, nunca lo dejes solo.

* Sus primeras inmersiones no deben ser superiores a 10 minutos.

* Mételo poco a poco, si lo ingresas rápidamente podría desvanecerse ya que el sistema de temperatura de los pequeños se ralentiza por el agua fría.

* Más vale prevenir, por lo que ahora los especialistas sugieren use un chaleco flotador en lugar de salvavidas o flotadores de brazos.

* Toma turnos con papá para no perderlo de vista, ni por un instante, lo que implica guardar el libro que leas y el móvil también está prohibido para el vigía. * Asegúrate de sacar todos los juguetes del mar o de la alberca, ya que tu nene puede tratar de obtenerlos y lanzarse sin medir las consecuencias.

* La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) sugiere que siempre debe estar un adulto con los niños en el agua a un brazo de distancia, para que sea fácil tomarlos en caso de ser necesario.

* Se recomienda que tu pequeño tome clases de natación si ya es mayor de seis meses, la AAP indica que los nenes están listos para recibir su entrenamiento.

Recuerda que los detalles hacen la diferencia en vacaciones y en la vida diaria también.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *