fbpx

Solución a cólicos y reflujo

Si observas que tu recién nacido llora más de tres horas al día, durante tres días en una misma semana, puede sufrir alguno de estos trastornos digestivos, los cuales probablemente se prolonguen también por tres semanas; por eso se les conoce como “la regla de 3”.

Cuando los bebés nacen pueden desarrollar varias enfermedades a lo largo de su crecimiento, las principales causas por las que son llevados al médico, durante los tres primeros meses de vida son: cólicos, problemas de digestión, estrés y reflujo.

Síntomas

Suelen manifestarse con uno o varias de las siguientes señales: Llanto que es difícil calmar
Aprieta los puños
Su carita enrojece
Arquea la espalda o se lleva las rodillas al estómago
Captas movimientos o sonidos en su estómago

Revelación sorprendente

Una de las causas que detonan este tipo de enfermedades en el bebé son ocasionadas por traumas en el nacimiento, “al momento de nacer cualquier infante puede desarrollar un trauma en la columna vertebral, ya que durante la labor de parto el médico aplica una presión al nene de 36 a 40 kilos, no importa si es por vía vaginal o cesárea. Por ello es importante realizar un diagnóstico, evaluando los rasgos de movimiento del neonato” explicó el Director General de la Clínica Quiropráctica Innate, Dr. Aram Gómez.

Solución oportuna

Es imprescindible llevar al pequeño con un especialista para determinar qué tipo de problema está desarrollando y comenzar a tratarlo. Cabe destacar que el ajuste quiropráctico también ayudará a mejorar el sistema inmunológico del infante a través de la eliminación de las subluxaciones, que permitirá un mejor funcionamiento interno de los órganos, que se perfeccionarán gradualmente.

La quiropráctica ofrece beneficios a bebés, niños y adultos. En el caso de los chiquitines el tratamiento mejora el desarrollo neurológico y provoca que el aprendizaje sea más rápido, evita o reduce el desarrollo de infecciones, así como del uso de medicamentos; también fortalece el sistema inmunológico al resolver ciertos problemas como cólicos y reflujo.

“Los tratamientos pediátricos son suaves y eficientes; además la manipulación espinal es ideal para aliviar cólicos y reflujo en los bebés, de acuerdo con un reciente estudio efectuado por Journal of Manipulative and Physiological Therapeutics, el cual demostró que el 94 % de los chiquitines con cólicos y reflujo

mostraron mejoría gracias a los ajustes quiroprácticos”, finalizó el Dr. Aram Gómez.

Si deseas llevar a tu pequeño a una valoración con un quiropráctico puedes acudir a Innate, que tiene tres clínicas en la CDMX, busca su ubicación en www.innate.mx

 

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *