fbpx

Sin llanto en el auto

¿El chiquitín suelta el llanto en cuanto el coche comienza a rodar? Con nuestros consejos dejará de ser un suplicio para ambos. Sin llanto en el auto.

Por: Emmy Kelly

 

En cuanto a bebés nada está escrito, pues mientras tu sobrino necesita un auto para dormir y se relaja con el suave movimiento, otros pequeños como el tuyo, se tornan iracundos en la silla del auto ya que están acostumbrados a atención y libertad constante.

Es importante lo pienses dos veces antes de sacarlo de la silla, ya que en ella viaja más seguro. Sin embargo, sabemos que tu corazón atribulado de madre, no te permitirá continuar la marcha con un nene que llora. Por ello te compartimos algunas sugerencias que les han funcionado a otras madres. Sin llanto en el auto.

Estrategias en acción

  • Es verdad que las sillas de auto, fueron diseñadas para usarlas en él. Pero, llevarla a la casa algunos días y colocarlo en ella, ayudará a que se acostumbre.
  • ¿Siempre viaja feliz, pero está resfriado y llora sin parar? Probablemente tenga infección en los oídos, sería una buena idea llevarlo al pediatra para descartar o confirmar el diagnóstico. Si se jala las orejas, es otro síntoma que indica problema en la zona.
  • Tal vez tu dulce voz lo calme, tendrá el mismo efecto que un abrazo de acuerdo a un estudio publicado en la revista Proceedings of the Royal Society del Reino Unido. El angelito liberará oxitocina e inhibirá la producción de cortisol que se genera en situaciones de estrés. Así que cuéntale una dulce historia.
  • Carga un USB con canciones calmantes para que lo puedas conectar al radio del auto o simplemente guárdalas en tu teléfono inteligente, los sonidos llamarán su atención. Prueba: https://youtu.be/8IZcNDIzVaA

 

  • Coloca una caja con juguetes al lado de la silla, podrás pasarlos rápidamente. Busca aquellos de colores vibrantes o con sonidos. Úsalos sólo para el auto.
  • Por lo general está tranquilo cuando trae el chupón en la boca, prueba a dárselo, el resultado te sorprenderá.
  • Es vital que vaya ajustado en el asiento, pero verifica que no le aprieten los cinturones. Sólo debes dejar dos dedos de espacio entre él y ellos para que pueda moverse y también estará sujeto.
  • Comprueba que la luz del sol no moleste su rostro, es sencillo colocar mallas en las ventanas que disminuirán la intensidad.
  • Trata de no efectuar viajes en los horarios que normalmente come, pues probablemente su llanto sea porque se encuentra hambriento.
  • Tampoco realices largos recorridos con él, es decir, no vayas al súper, a la tintorería, a visitar a una amiga, en una mañana. Recuerda que salir de sus rutinas lo hace sentir inseguro.
  • Vigila que no vaya demasiado cobijado o tenga frío, las temperaturas inadecuadas también lo irritarán.

La buena noticia es que por lo regular la incomodidad de los bebés, sólo dura por uno o dos meses mientras crecen, así que el tormento para ambos no se prolongará. Pero, es importante que trates de que los recorridos sean placenteros, por el bien de los dos. Sin llanto en el auto.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *