fbpx

¿Qué hago si llora?

haciendo berrinche

¿Cuánto tiempo puedes tolerar escuchar el llanto de alguien más, sin agobiarte, sin salir corriendo, tan sólo acompañando e intentando darle un sentido a ese llanto? No es nada fácil, más bien, es raro encontrar personas que puedan y quieran hacerlo, especialmente con un bebé.

Por: Claudia Rodríguez Acosta, psicoanalista

El llanto es una forma de comunicación universal, nacemos llorando y sin importar la edad, lloraremos en ciertos momentos como una forma de expresar lo que sentimos y como un desahogo.

Descifrar, no es sencillo

Entonces, ¿por qué el llanto es tan amenazante para algunas personas? Esta forma de expresión es muy primitiva; es decir, aparece al inicio de la vida como única forma de comunicar el displacer. Al ser primitiva es confusa e intensa, la madre por lo general es quien deberá aprender a darle sentido al llanto del bebé y a tolerarlo, mientras trata de interpretar lo que intenta comunicar. Esta tarea es muy difícil debido a varias razones:

- Requiere paciencia y sobre todo una capacidad poco común, de pensar y mantener la calma en medio del caos.
- Se necesita un gran talento para ser empático con quien llora, por ejemplo, el bebé, sólo así, podremos validar su sentir.
- Precisa una gran calma para poder acompañar y abrir espacio al llanto y a la emoción o necesidad que lo acompaña: angustia, tristeza, enojo, culpa, hambre, sueño, sed, dolor, etcétera.
- El llanto pone en evidencia que algo no anda bien y por lo general, de esto nadie quiere saber. Por ello se requieren capacidades de reflexión y análisis, para interpretar el llanto, sus motivos y sobre todo para intentar contenerlo a través del instinto maternal.
- Habrá muchas veces con los bebés, en las cuales no sabremos por qué lloran. Simplemente necesitarán de nuestra compañía y sostén.

Tareas de mamá
La función materna consiste en:

- Contener ese llanto, tolerarlo, y no quiere decir "aguantar", sino permitirlo, abrirle espacio: es válido y probablemente desespere, pero no debe desbordarse, esto es, un adulto que contiene, no debe actuar impulsivamente, ignorar al nene o intentar callarlo por medios violentos.
- Pensar en la causa mientras se escucha: ¿por qué llora mi hijo? ¿Tendrá hambre, sueño o algo le duele?
- Interpretar el llanto como una forma de comunicación, con suma frecuencia conlleva un mensaje y no lo podemos reducir a chantaje o berrinche, mucho menos tratándose de bebés.

- Pensar en lo que nos provoca a los adultos: ¿cómo me siento al escuchar a mi pequeño llorar? ¿Me angustia? ¿Me creo capaz de contenerlo?
- Verbalizar lo que está ocurriendo. La mayoría de la gente piensa que los bebés no entienden e ignoran lo que pasa a su alrededor. Afortunadamente, no son piedras. Claro que se dan cuenta de todo, sólo que no tienen las palabras para organizarlo en su mente. La madre es quien le presta palabras: lloras porque tienes hambre, creo que tienes sueño y por eso estás así, te duele el estómago, por eso lloras ¿verdad? ya va a pasar...

O incluso: me siento desesperada porque no paras de llorar ¿qué te pasará?... mamá ya está muy cansada, pero no te voy a dejar solito... a veces siento que ya no puedo más, si yo me siento así y soy adulta, me imagino que tú te sientes peor, ya va a pasar...

Talento innato

Contener a nuestros bebés es todo un arte, implica un proceso con altibajos emocionales, pero es un proceso necesario, ya que ningún chiquito nace hablando. Al inicio de la vida siempre se requerirá de alguien que nos ayude a ordenar el mundo interno y externo, y ese alguien -por lo general la madre- también necesitará de personas adultas que sean empáticas, que la escuchen, la validen y respeten como mamá y la acompañen.

Llorar no es una acción buena ni mala en los pequeños, simplemente es un modo de expresión que evolucionará hacia formas más sofisticadas como son las palabras. Habrá que confiar en que esos bebés indefensos y desorganizados, gracias a nuestra ayuda como mamás, un día podrán hablar de lo que sienten y darle un sentido a sus lágrimas.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *