fbpx

¿Qué es la episiotomía?

mamá y papá felices2

¿Este corte durante el parto vaginal es necesario? ¿Sabes cómo prevenirlo?

Seguro tan solo de escuchar la palabra corte, ya se te erizaron los cabellos. No queremos asustarte, sino contarte lo bueno y lo malo, acerca de la episiotomía. Debes saber que es una incisión que se realiza en los tejidos del periné, entre la abertura vaginal y el ano, cuando se requiere en el parto.

Por: Clara García

Puede ser en varias direcciones:

- Central: desde la vagina hacia el esfínter y se hace verticalmente. Es más fácil de regenerar.
- Anal o medio lateral: en dirección oblicua hacia la pierna, es decir, de 45°. Es la más frecuente porque implica menos riesgos de desgarre, pero podría resultar dolorosa y tardar un mayor lapso de tiempo en repararse.

Suele ocurrir durante el parto o al finalizar. Anteriormente se practicaba para prevenir desgarres vaginales, ayudar a preservar el soporte del tejido muscular y el suelo pélvico, de acuerdo con Mayo Clinic. Obvio el objetivo principal era facilitar la salida del bebé al exterior, especialmente de la cabeza, la parte más voluminosa.

¿Cómo se realiza?

- Lo ideal es cuando la cabeza del producto se encuentra apoyada sobre la vulva, pues el corte es superficial y existen menos probabilidades de sangrado.
- La epidural es una gran aliada para que el procedimiento sea indoloro. En el caso de que no tengas anestesia es fácil inyectar un anestésico local para adormecer la zona. NO temas pues nunca se practica sin anestesia.
- Al termino del parto, se cose con un hilo reabsorbible. Los puntos se caerán solos entre diez a 15 días.

Controvertida

Las nuevas investigaciones sugieren que realmente no es 100% efectiva, pero hay situaciones en que es necesaria, conócelas:
- El hombro del bebé se encuentra atorado detrás del hueso pélvico.
- El nene presenta una frecuencia cardíaca anormal.
- Cuando la madre tiene un periné rígido y poco elástico.
- El pequeño necesita asistencia para salir debido a su gran tamaño.

Claves para prevenirla

Debes fortalecer el periné para que se torne elástico, es fácil lograrlo con:
- Ejercicios de Kegel: al contraer y relajar la musculatura del suelo pélvico durante unos minutos, varias veces al día, lo tonificarás

- Masaje perineal: aumentará la elasticidad y flexibilidad de él y también en la vagina. Pide las instrucciones en tu curso profiláctico.

Cuidados

- Es vital lavar la zona un par de veces durante el día, en dirección a la vagina y el ano. Puedes hacerlo en la ducha o con el chorro de la regadera a una temperatura tibia y con jabón neutro.
- Usa compresas, coloca en el congelador toallas sanitarias y ubica en la zona; el gel que poseen se enfriará y brindará un gran alivio.
- Seca con ligeras palmaditas.
- En caso de dolor consulta con tu ginecólogo la posibilidad de tomar un medicamento.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *