fbpx

Nuevas habilidades en 12 meses

portada

Así como los niños preguntan ¿por qué? Los papás se cuestionan ¿cuándo? Tu pequeño hijo te sorprenderá siempre, pero especialmente durante el primer año, descúbrelos y no desesperes.

Por: Alegra Ocampo

Una de las principales preocupaciones de madres y padres, es saber si su retoño logra su desarrollo normalmente y por lo regular lo comparan con otros chiquitines. La buena noticia es que desde su nacimiento mes a mes logra evoluciones, pero no quiere decir que con exactitud cada 30 días ocurrirán. Es decir, cada nene tiene sus propios tiempos, en especial los bebés prematuros logran los avances lentamente; sin embargo, eso no indica alguna anormalidad o que sufre retrasos.

 

Primero en todo

¿Sabes qué esperar? Esta guía será como un asesor y de paso le des un empujoncito con pequeñas actividades que lo incentivarán. Recuerda, no debes presionarlo.

Movimiento de cabeza
Primer mes

Será capaz de levantar su cabeza momentáneamente o girarla, sigue objetos que se colocan frente a él. Logra enfocar a sus padres cuando le hablan, si se inclinan pues sólo ve objetos a 30 centímetros de distancia.
Estímulo: establece frecuente contacto visual, platica cada que puedas con él. Aliado: un móvil colgado sobre la cuna le ayudará a enfocar y rastrear.

Sonrisas
Segundo mes

Primero sonríe mientras duerme y después cada que te vea. Incluso si está muy emocionado agitará sus puños. Se convierte en un gran pateador, lo que es excelente para fortalecer sus piernas.
Estímulo: mientras lees aprende a reconocer la entonación de tu voz. Debes hacer pausas cuando emita sonidos guturales, pues interactúa contigo; investigaciones sugieren que le ayudará a hablar antes.
Aliado: un gimnasio infantil, todavía no sabe tocar cosas pero las pateará. Una sesión de 10 minutos diarios es suficiente.

 

A rodar
Tercer mes

Descubre texturas al contacto e incluso con sus manos, aunque no es muy hábil para tomarlas. Trata de rodar y probablemente se revuelque, cuida que no vaya a caer de la cama. Logra realizar miles de conexiones por segundo, especialmente cuando descubre una nueva habilidad.
Estímulo: coloca cubos o pelotas al frente de él para que trate de obtenerlas, se moverá.

Aliado: un sonajero entre sus manos le proveerá coordinación entre ojos y manos, además de fortalecer los músculos de sus brazos.

 

 

Dientes a la vista
Cuarto mes

Escucha su balbuceo, ya es capaz de emitir sonidos de vocales y consonantes, en especial si está contento o es infeliz. Es probable que se frote intensamente con su mano la encía, los primeros dientes están a punto de brotar.
Estímulo: acércale objetos con texturas como papeles, plásticos o un bote con frijoles, se deleitará con los sonidos.
Aliado: es un buen momento para darle un juguete que emita sonidos musicales como un tambor o xilófono.

 

Extiende los brazos
Quinto mes

Hacia su adorada mamita para que lo tome entre sus brazos, seguro te derretirá. Introduce objetos a su boca, se encuentra explorando con las terminaciones nerviosas que se encuentran en ella. Probablemente se siente y trata de hacerte reír con muecas.
Estímulo: siéntalo mientras colocas sus piernas en forma de V y acomoda almohadas en su espalda, logrará el equilibrio.
Aliado: esconde juguetes detrás de su mantita o almohada, se divertirá de lo lindo cuando aparezcan.

Mastica y muerde
Sexto mes

Te emocionará al hacerlo mientras disfruta de los sabores de nuevas texturas. Puedes pensar en dejar de lactarlo. Probablemente comience a arrastrarse sobre su abdomen para alcanzar objetos. Al cantarle, él puede balbucear el ritmo. Estímulo: es momento de dejarlo jugar solo, te aseguramos que lo logrará. Aliado: muéstrale imágenes de animales en libros, mientras emites los sonidos que ellos hacen.

Aplaude
Séptimo mes

Como parte del juego o simplemente por emoción unirá sus palmas, te conquistará. Es probable que ya se mueva por toda la casa gateando. Está listo para tomar sus juguetes con los dedos pulgar e índice, ha iniciado el desarrollo del control motor fino.
Estímulo: le encanta repetir una y otra vez la misma actividad, como apilar cubos. Aliado: colócalo sobre su abdomen en una pelota y ruédala suavemente para que se siente, es una lección de causa y efecto.

Lanzador
Octavo mes

Probablemente no te sientas emocionada cuando avienta todos los juguetes. Llora o gime si ve a otro bebé, se está volviendo empático. Se moverá en todas direcciones con su peluche o mantita favorita. Señala lo que desea.

Estímulo: es momento de dejarlo que se auto alimente, para que desarrolle su coordinación de la mano a la boca.

Aliado: obséquiale una caja con artículos que despierten su curiosidad, con objetos nuevos que estudiar como una cuchara de madera, un molinillo, una pala, un plato, una jarrita. Nada que se rompa.

 

De pie
Noveno mes

Comenzará a trepar para levantarse. Retira sillas u objetos que puedan caerse encima de él. Con dificultad logrará sentarse después de la proeza, es más difícil que pararse. Se enoja si le quitas objetos que le gustan. Sus balbuceos ahora tienen cadencia.
Estímulo: ¿qué tal si lo llevas a socializar con otros bebés a la escuela de estimulación temprana?
Aliado: canten canciones que señalen las partes del cuerpo, ya es capaz de comprenderlas.

A caminar
Décimo mes

No sólo será hábil para dar sus primeros pasos, también se acuerda de sus juguetes y se emociona al reconocer la ruta al parque. Entiende cuando su abuela se despide de él. Se esconde detrás de ti, si un extraño trata de tocarlo o hablarle. Estímulo: repite con él palabras sencillas, está a un piquete de ombligo de hablar. Aliado: aviéntale pelotas, para que trate de tomarlas y volver a lanzarlas.

Parlanchín
Onceavo mes

Quizá escuches con mucho trabajo que dijo Dada, en vez de Mamá. Dejará de ser el pequeño que sólo se deja vestir y alimentar, comienza a mostrar señales de enojo si no le gustan los zapatos o calcetines.
Estímulo: déjalo jugar con arena o permítele que meta sus manos en pintura con acuarela, para conocer texturas.
Aliado: títeres le encantará que los usen y que le cuentes historias.

Colabora
Doceavo mes

Intenta ayudarte a pasar cosas como la ropa, las verduras o sus zapatos, aliéntalo es importante que aprenda a cooperar. Aprovecha mientras dure, ya que no será eterno. Logra empujar sus carritos, sácalo de paseo con ellos.
Estímulo: dile gracias cuando te de objetos o pídele por favor las cosas.
Aliado: es momento de que use crayones gruesos o gises para garabatear.

Recuerda que sólo es una guía de avances, pero tu pequeño puede tardar en realizarlas o efectuarlas antes que los demás.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *