fbpx

Notas del líquido amniótico

A medida que tu embarazo evolucione, cambiará, pero será el aliado incondicional del feto.

Por: Clara García

¿Sabías qué el líquido amniótico es de color amarillo claro, contiene nutrientes, produce un ambiente antimicrobiano y genera amortiguación para proteger al feto de golpes?

Es originado por el plasma materno; alrededor de la semana 20 será creado por la micción fetal y la deglución, que contribuyen a incrementarlo hasta que alcanza un volumen de 800 ml en la semana 28, permanece así y disminuye lentamente hasta la semana 42 para llegar a un nivel de 400 ml.

Valoración

Se encuentra dentro del saco amniótico donde se desarrolla el feto. Como ya lo mencionamos es un factor de protección que crea un escudo inmunitario para el pequeño, además de modular la acción inmunitaria de la madre para que no sea expulsado durante los primeros meses del embarazo.

Por ello entre la semana 15 y 20 se sugiere realizar la prueba de amniocentesis para detectar posibles trastornos del tubo neural o cromosómicos, de acuerdo con Stanford Children ́s Health.

Su función

Tiene más actividades que proteger al feto:
- Conserva al bebé en una temperatura cálida y regular.
- Mientras el feto lo traga desarrolla su sistema pulmonar y digestivo.
- Se convierte en un experto flotador y fortalece los músculos de sus extremidades, gracias a él.
- Es un eficiente lubricador que evita que los dedos de pies y manos crezcan pegados.
- Evita que el cordón, transportador de nutrientes, se comprima.

En desequilibrio

Ciertas condiciones provocan que el nivel de líquido amniótico sea más alto o bajo:

- Oligohydramnios, se determina cuando hay poco líquido amniótico. Sólo se presenta en un cuatro por ciento de los embarazos, durante los primeros seis meses, lo que podría generar defectos del feto. Si aparece en los últimos tres meses habrá crecimiento fetal lento y probablemente necesidad de nacimiento por cesárea.

- Polihidramnios, manifiesta niveles altos de líquido, de acuerdo con la Asociación Americana de Embarazo, sólo el uno por ciento de las gestantes lo desarrollará. Su aparición suele generar en el feto trastornos gastrointestinales, del sistema

nervioso o el cerebro, anomalías pulmonares e hidropesía. Una diabetes materna mal controlada aumenta el riesgo de sufrirla.

Un tratamiento adecuado puede resolverlos.

Fugas de líquido

En ocasiones parece un goteo, pero en realidad se trata de una filtración de orina que se genera por una presión del útero en la vejiga.

El líquido amniótico es inodoro. Cuando la fuente se rompe antes de las 37 semanas es imperioso acudir al hospital para buscar ayuda, pues es muy probable se trate de un parto prematuro.

De acuerdo con la Asociación Estadounidense de Embarazos, sólo ocurre en dos de 100 embarazos.

Ante cualquier duda, acude a tu ginecólogo para que dictamine si es necesario realizar pruebas o indicar el tratamiento adecuado.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *