fbpx

Mitos alrededor del parto

DOLOR

Muchas leyendas urbanas circulan contando historias del embarazo y el momento del parto no es la excepción. Descubre que tanto hay de cierto detrás de ellas.

Por: Ida Núñez

En Estados Unidos atribuyen las manchas de la cara del bebé al consumo materno de fresas; en Filipinas creen que si comes un huevo antes del parto, el pequeño resbalará con mayor facilidad al momento del alumbramiento vaginal. Muchas historias más escucharás, descubramos cuales son verdad.

Período doloroso = parto doloroso

-Con suma frecuencia las embarazadas temen al parto, pues sus períodos menstruales en general son dolorosos; piensan que explotarán de dolor o qué sucederá, si el doctor no está a tiempo para aplicarles la anestesia epidural. Por desgracia la mayoría de las veces, sólo lo consultan con otras mujeres y en menores ocasiones con el ginecólogo.

Falso: no existe evidencia científica que vincule el dolor de los períodos con el parto. De hecho es frecuente que esas embarazadas temerosas, expresen que no les fue tan mal en el parto como esperaban. La buena noticia es que tus reglas serán menos dolorosas tras dar a luz. Algunos expertos sugieren que es el resultado de la influencia de la progesterona, sobre el útero y otros aseveran que el útero será menos reactivo a las contracciones, después del alumbramiento, por lo que el dolor ya no se siente con gran intensidad.

- La luna llena influye en el parto
Esta idea proviene de las mareas que son influidas por las diferentes fases lunares. Se supone que logran afectar los movimientos intrauterinos y consecuentemente, promover que la fuente se rompa en embarazos avanzados.

Falso: es real que en muchas mitologías vinculan el embarazo y el parto. Hay una mayor demanda de atención médica de embarazadas en fases de luna llena, pero eso no implica que se incrementan los nacimientos. En el Hospital Universitario Virgen de Valme en Sevilla, se realizó un estudio que incluyó 1715 nacimientos no asistidos, en 10 ciclos lunares y concluyeron que esos eventos no tienen ninguna influencia en los alumbramientos. Así que puedes dormir tranquila en luna llena, pues no hay peligro de parto prematuro. Tu bebé nacerá cuando esté listo.

- El sexo induce al parto
Muy común la recomendación de tener sexo para acelerar la llegada del bebé, incluso los médicos alientan dicha práctica; en especial cuando el pequeño ya está en término y aún no anuncia su salida.

Cierto: probablemente el semen está lleno de espermatozoides ricos en prostaglandinas o ácidos grasos, que trabajan como hormonas expansivas del cuello uterino y provocan las contracciones, lo cual prepara al cuerpo femenino para el parto, además de relajar a la madre; sin embargo, en un embarazo de alto riesgo no se recomienda dicha práctica, pues podría provocar efectos adversos tanto para la madre como para el nene.

-Bebé grande parto largo
Primero debes recordar que cada embarazó es diferente y obvio las circunstancia también son únicas. Dicho lo cual no debes temer.

Falso: La causa por la que un bebé tarda en salir por el conducto vaginal, más bien obedece a una pelvis estrecha de la madre, en esos casos es probable que aunque el nene sea pequeño tarde en deslizarse. Los bebés con macrosomía, de un peso mayor a cuatro kilos, pueden generar un parto difícil. De acuerdo con los Centros para el Control y la prevención de Enfermedades, se estima que ocho de 100 nacidos tienen dicho peso o mayor.

Para ver todos los posibles casos y soluciones viables es importante hablar con tu médico, para evaluar las soluciones en el momento del parto.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *