fbpx

Minimiza el peligro de cáncer de mama

Factores de riesgo como los antecedentes familiares no se pueden modificar; sin embargo, los cambios en el estilo de vida se convierten en grandes aliados, minimiza el peligro de cáncer de mama.

Por: Clara García

Minimiza el peligro de cáncer de mama ¿Sabías que el cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres? Tanto en los países desarrollados como en los de ingresos bajos y medios.

A pesar de los continuos esfuerzos y estudios aún no se ha detectado una causa específica generadora.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen 1,38 millones de casos nuevos y se le atribuyen 458,000 muertes.

En México provoca el 31% de tumoraciones de busto en mujeres mayores de 20 años, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

No todo está perdido, ya que la detección temprana logra salvar vidas, por ello es muy importante realizar la autoexploración mensualmente, no sólo en el mes de la sensibilización del cáncer de mama que es en octubre.

Modifica tu estilo de vida, minimiza el peligro de cáncer de mama

Los estudios han demostrado que realizar algunos cambios, disminuye el riesgo de padecer este tipo de cáncer, incluso en las mujeres de alto riesgo.

Mayo Clinic recomienda tomar las siguientes medidas:

Amamanta a tu hijo

La lactancia desempeñará un papel importante en la prevención. Cuanto más tiempo amamantes, mayor será el efecto protector.

Abajo el alcohol

Las investigaciones sugieren restringir el consumo a menos de un vaso de vino por día, porque hasta una pequeña cantidad adicional al volumen indicado, aumenta el riesgo.

Adiós al tabaco

Evidencias crecientes plantean que existe un vínculo entre tabaquismo y padecer cáncer de mama, por lo que al abstenerse de consumirlo, no sólo disminuirá la probabilidad, sino que también mejorará tu piel y particularmente tus pulmones te lo agradecerán.

Control de peso

La gordura y la obesidad aumentan el riesgo de padecerlo e incrementan las posibilidades al paso de los años. Así que no hay pretexto para recuperar una figura estable tras el parto.

Muévete

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, recomienda un mínimo semanal de 150 minutos de actividad aeróbica moderada o de 75 minutos de actividad aeróbica intensa, más ejercicios de tonificación muscular al menos dos veces por semana, para mantener un peso estable y minimizar la propensión.

Evita la radiación

Los métodos de diagnóstico por imágenes, como la tomografía computarizada, utilizan altas dosis de radiación.

Si bien es preciso estudiar más este asunto, algunas investigaciones sugieren que existe un vínculo entre el cáncer de mama y la exposición a la radiación.

Así que sólo realiza este tipo de estudios cuando sea absolutamente necesario.

Dieta saludable

Reduce el riesgo de algunos tipos de cáncer, diabetes, enfermedades del corazón y accidente cerebrovascular.

Los especialistas recomiendan la dieta mediterránea, que se centra en alimentos de origen vegetal, como frutas y verduras, cereales integrales y legumbres; además de grasas saludables provenientes del aceite de oliva, frutos secos y pescado en lugar de carne roja.

Prevención indispensable

Si observas algún cambio en tus senos, como la aparición de un bulto o cambios en la piel, visita a tu ginecólogo.

Pregúntale, de acuerdo a tus antecedentes personales, cuando deberías comenzar a hacerte mamografías y otros exámenes de detección.

Pequeños modificaciones, pueden evitar grandes tribulaciones. Minimiza el peligro de cáncer de mama.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *