fbpx

¿Migraña durante el embarazo?

Sólo 15% de las embarazadas sufrirán de esta molestia, pero es mejor saber qué hacer si aparece.

Por: Ida Núñez

Un 25% de las mujeres sufren de migraña en algún período de su vida. Durante el embarazo las fluctuaciones hormonales pueden ser un detonante o atenuante; de acuerdo con Mayo Clinic entre el 50 y 80 por ciento de las gestantes experimentarán un descenso del problema.

Se cree que el aumento de los niveles de estrógeno es el responsable de reducir los episodios; aunque algunas mujeres iniciarán esta experiencia durante el primer trimestre de la gestación.

¿Sabes qué es una migraña? Es ocasionada por una dilatación de los vasos sanguíneos en el cerebro que provoca un dolor pulsátil.

Puede acompañarse de diversos síntomas como visión de aura, náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz. En el caso de las mujeres embarazadas, cuando además hay presión arterial alta existe un riesgo de desarrollar preclamsia.

La buena noticia es que este dolor pulsátil no afecta al feto; sin embargo, puede constituir un signo de alarma, por lo que es importante informar al ginecólogo ante la presencia de un ataque de migraña. No es recomendable el uso de medicamentos para controlarla durante el embarazo.

Migraña a la baja

Como te hemos informado, cada organismo y embarazo es diferente, por lo que no todos los remedios son eficaces, sólo descubrirás él que se ajusta a tus necesidades al probarlos. Una vez que la migraña hace su anuncio:

- Toma una ducha con agua fría.
- Coloca un antifaz de gel frío en los ojos.
- Compresas frías y calientes sobre la cabeza, especialmente en el cuello.
- Recuéstate y trata de dormir.

Nunca te auto mediques, sólo tu médico está capacitado para indicar un tratamiento que incluya fármacos.

Tips para prevenirla

Es importante llevar un registro detallado de tu alimentación y actividades que realizas, cuando aparece la migraña, para identificar factores desencadenantes y evitarlos, mientras tanto:

- Prohibido el chocolate, cafeína y la ingesta de quesos maduros.
- Las bebidas alcohólicas tampoco están permitidas.
- Trata de dormir al menos siete horas.
- No hagas ayunos más allá de seis o siete horas.
- Hidratación, recuerda que el cuerpo necesita más agua cuando estás embarazada, prueba el agua de coco que actúa como un suero.

- Bájale al estrés, la meditación suele ser excelente.

- La práctica de ejercicio, siempre y cuando tu doctor la autorice.

Aliado a la vista

El consumo de magnesio puede ser de gran ayuda para equilibrar el sistema nervioso, ya que es un mineral recomendado a las embarazadas, pues cuando hay un déficit se genera estreñimiento, dolor lumbar o de ciática, calambres e incluso insomnio y nerviosismo.

Es fácil encontrarlo en alimentos como verduras de hoja verde, frutos secos, sardinas, lentejas y tal vez no obtengas la dosis necesaria, por lo que el ginecólogo podría prescribir el consumo de tabletas de magnesio; sin embargo, únicamente el médico es apto para indicarlo, así que consúltalo como un posible aliado en caso de migraña.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *