fbpx

Menú de vacaciones

Simples pero importantes detalles lograrán que tu adorado tesoro coma saludablemente en estas vacaciones de verano.

Por: Ida Núñez

¿Te imaginas las vacaciones fuera de casa como una batalla campal en lugar de una divertida aventura? Es real requiere de preparación intensa, algunos trucos lograrán que las comidas transcurran en tranquilidad.

Es muy importante tratar de continuar con las rutinas, incluso siguiendo el mismo esquema de horario que llevan en casa, recuerda que les brindan seguridad a los nenes y evitan se pongan irritables. Por ello es muy importante cuidar que coma a sus horas con la finalidad de que no tengas un tormento irritable en esos días de descanso.

Aciertos a la alza

- Asegúrate que el lugar donde duerman tenga un refrigerador, en el cual podrás almacenar la leche, si ya es apto para tomarla o pequeños vasos de yogur. Compra en el súper cercano cereal, fruta fresca y galletas. Podrás ofrecerle un sencillo y nutritivo desayuno, mientras todos se preparan para salir de la habitación en busca de diversión.

- En el caso de que no lo tenga, piensa en invertir en un desayuno continental a la habitación, al menos para tu hijo. Evitará se ponga de mal humor cuando bajen a desayunar y encuentren el sitio atiborrado de familias y turistas.

- Los días que haya traslados en carro o avión, trata de no darle comida copiosa para evitar que vomite.

- Nunca salgas sin unas barras de granola o fruta. Recuerda que los niños comen poco, por lo tanto necesitan hacerlo con frecuencia y en algunos destinos como los parques infantiles es probable que sólo encuentres alimentos chatarra, si se la das un día, tampoco es para cortarse las venas, pero no lo vuelvas un acto cotidiano.

- Para un día especial prueba a organizar un pic nic para la comida, puede ser con frutas, tiras de jícama, pepino, ensalada de atún y galletas. Te aseguramos que se divertirá.

- No le pidas la misma porción que a los adultos, busca las opciones más saludables del menú para niños.

- Cuando viajes al extranjero es la oportunidad para darle a probar nuevos sabores; sin embargo, no pidas un plato para él, es mejor que le des diminutos bocados de tu plato. Evita los platillos muy aderezados, su estómago no está familiarizado y podría irritarle y causar diarrea.

- Tampoco es una buena idea darle una gran cantidad de batidos y helados, pues además de ser altos en azúcar también contienen grasa y podría incomodar su estómago.

- Llevar en tu bolso unos cubiertos de plástico para bebés, también es indispensable por si es necesario darle algún puré o trozos de fruta.

- Es vital cargar botellitas de agua, para mantenerlo hidratado.

- No elijas restaurantes muy elegantes si vas acompañado de infantes, se aburrirán pues el servicio es más lento. En verdad no lo disfrutarán.

- Una cena ligera en la habitación, después de un día en la playa o en el parque de diversiones será genial para ellos. Prueba con un vaso de leche y cocoa, que puedes llevar desde tu casa en una bolsa hermética, con unas galletas con queso. Caerá rendido sin problema alguno.

Es importante ser flexible durante este tiempo de esparcimiento, pero sin ser indulgentes al 100% todos los días, pues además de enfermarse del estómago estará más inquieto.

Un baño antes de dormir será indispensable para lograr que duerma rápidamente, para continuar con las aventuras al siguiente día.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *