fbpx

Las sonrisas del millón

shutterstock_345334946

Tu hijo siempre querrá ser como papá, puedes lograr que aprenda a lavarse los dientes de una forma divertida al tratar de seguir tu ejemplo.

Los momentos con papá, para un infante son los más esperados por el pequeño y también los más divertidos. Por lo regular mamá es quien se encarga de las reglas a toda hora. Así, aprovecha que te ve cómo su ídolo, para lograr convertir el lavado de los dientes en parte de sus rutinas.

Un nuevo vínculo

Probablemente ya no le parece tan divertido al nene, cuando llega el momento de lavarse los dientes y el escenario se transforma en una batalla campal. Simples detalles pueden transformar la escena, en una llena de diversión o incluso una divertida, sólo entre hijo y papá.

 

Indispensable

Es vital la higiene dental en los infantes para evitar la aparición de caries, ya que de acuerdo con el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Patologías Bucales, un 48% de los niños de dos años de edad presentan caries en México.

El cepillado de los dientes, después de cada comida, es el método más efectivo para prevenir la caries y mantener la salud de la boca. No sólo es útil para retirar los restos de alimentos y eliminar la placa bacteriana, también ayuda a mantener las encías sanas porque estimula la circulación sanguínea.

Manos a la obra

Lo ideal es que papá comande la actividad e inviten a mamá a participar en esta divertida sesión, probablemente cuando tenga 24 meses sea necesario que tu asistas al nene en la limpieza, una vez que llegue a los 36 meses será capaz de lavarse los dientes por sí mismo.

Una rutina divertida

El cambio de escenario en el baño es indispensable para lograr la proeza de la higiene dental:

- Invítalo a que vaya con papá y mamá al baño, mientras cantan y bailan, te aseguramos que querrá descubrir que ocurre. Además querrá ser el principal participante.

- Puedes colocar un vasito, un cepillo dental infantil con cerdas suaves, cabeza chiquita, mango ancho y su propia pasta Dentobac Kids, con un rico sabor a uva.

- También es necesario para el infante comprobar que ustedes tienen su propio vaso, cepillo y pasta para adultos Dentobac, la cual además de limpiar los dientes, evita la gingivitis, previene el sarro, elimina el mal aliento, brinda frescura por más tiempo, fortalece las encías, dientes y el paladar.

- Enséñale que debe masajear sus dientes de forma circular, empezando por los frontales superiores, después los inferiores y finalmente por la parte interna.

- Es muy importante que aprenda a jugar con el agua en la boca, como entrenamiento para expulsar la pasta posteriormente, recuérdale que no puede comerla.

- Si es posible, repitan el ritual juntos al menos dos veces al día, por la mañana y la noche. Te aseguramos que valdrá la pena invertir ese tiempo con tu hijo, mientras le enseñas a cuidar su dentadura.

Las sonrisas reinarán en tu hogar nuevamente y sus dientes estarán a salvo de la aparición de caries dentales, al realizar la limpieza dental tres veces al día.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *