fbpx

Lactancia mientras trabajas

No es fácil convertir esta tarea en una más de las que enfrentarás al volver a la oficina, pero con un esquema a seguir lo lograrás.

Seguro es difícil pensar en dejar a tu angelito para continuar con la vida laboral, pero si no hay de otra es inminente prepararte para ese evento y no retirar la lactancia; recuerda que la Organización Mundial de la Salud, la sugiere como único alimento durante los primeros seis meses de vida.

Por: Clara García

Camino al éxito

Si efectúas ciertas recomendaciones al pie de la letra, será una tarea exitosa:

* Primero hay que elegir el extractor de leche, para facilitar tu labor, la mejor opción es uno eléctrico. Algunas sugerencias: Extractor Eléctrico NaturallyMe de Chicco, Medela Swing o el de Philips Avent, los tres son pequeños y prácticos para llevar y usar.

* Recuerda lavar tus manos antes de iniciar con el proceso de extracción.

* Es vital limpiar el protector después de usar, de preferencia con agua caliente y jabón. Si fuera imposible, lo ideal es guardarlo en una bolsa de plástico con cierre hermético dentro de un refrigerador.

* De vital importancia es desinfectarlo todas las noches en casa, para eliminar por completo bacterias y gérmenes. Después de lavarlo usa el esterilizador de los biberones para completar la tarea. Seca con un paño limpio.

* Al menos 15 días antes de la separación, sustituye la toma de pecho por biberón, para que el angelito se vaya familiarizando con la nueva situación. Les servirá a ambos, tú practicarás y él se adaptará a la forma del chupón.

* Planea la cantidad de leche que deberás dejar a diario para cumplir con la demanda del nene y en base al tiempo que te alejarás de él.

* Levántate a tiempo para lactar al nene antes de salir al trabajo.

* Será de gran ayuda guardar algunas raciones congeladas en el refrigerador, sólo para casos de emergencia. Puede suceder que sea necesario quedarte un poco más tarde en el trabajo o que el bebé tenga más hambre en el lapso que estás fuera de casa.

* Establece un horario de extracción, el adecuado es cada tres horas, para imitar el ciclo que llevabas con el pequeño.

* Elige blusas o vestidos con tirantes e incluso camiseta, para que sea fácil retirarlas de tus hombros y comenzar con la tarea sin tener que desvestirte.

* Evita las blusas ajustadas, ya que sentirás presión mientras la leche se concentra en el busto y no será nada cómodo.

* Un masaje en el busto antes de la extracción facilitará la tarea.

* Relájate al momento de la extracción para que fluya la leche.

Preserva tu tesoro

Lo ideal al almacenar la leche sería congelarla, pero si es imposible, sí debe permanecer en refrigeración. A continuación una tabla de tiempos para conservarla.

Almacenaje y tiempo de vida 

1- Refrigeración: De tres a ocho días

2- Temperatura ambiente: Entre cuatro y seis horas

3- Congelación: Seis a 12 meses

4- Descongelada: 24 horas, aunque lo óptimo es consumirla inmediatamente.

Sólo es cuestión de organizarte para que sea un éxito.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *