fbpx

La importancia del preescolar

Parece un paso pequeño, pero en realidad se trata de un proceso importante que tendrá un gran impacto en su vida futura.

Las investigaciones reportan que la educación preescolar mejora las habilidades sociales, reduce los problemas de comportamiento y brinda confianza a los infantes, al aprender de forma lúdica; además gracias a las prácticas grupales les genera desarrollo cognitivo.

Claves en su desarrollo

A continuación algunas razones de peso para llevarlo al preescolar desde los tres años:

- En los primeros cuatro años de vida, es cuando se presentan las mayores conexiones cerebrales. Formará rutas neuronales para desempeñarse, funcionar y aprender; su cerebro almacenará grandes cantidades de nueva información y es importante que tenga al menos 10 horas de sueño.
- Prosperará gracias a su interacción con colores, sonidos, diversas actividades e incluso los libros. Las rutinas cobrarán mayor relevancia, aprenderá a tener paciencia y esperar la siguiente acción; lo familiar le brinda un sentido de seguridad y pertenencia.
- Descubrirá como relacionarse con otros niños al aprender a escucharlos, hablar bien, tomar turnos, aceptar diferencias, pedir disculpas, ayudar, mostrar empatía y también agradecer. Parte de su aprendizaje es captar que el mundo no gira alrededor de él.
- Fortalecerá sus habilidades motoras finas, que más tarde le ayudarán a escribir al emplear hojas, pinceles, crayones y gises.
- Será más independiente, lo que brindará la oportunidad a algunas madres de regresar al trabajo. El tiempo que pasa lejos de los padres, le permitirá descubrir un entorno con otros niños para compartir, mientras que adquiere confianza en sí mismo, bajo la atención de un cuidador (maestro).

Estas bases que adquiere en preescolar son importantes para iniciarlo en el aprendizaje de por vida.

Florece con otros niños

Los especialistas en educación infantil reportan que los infantes aprenden mejor, cuando interactúan con otros nenes de su misma edad a temprana edad.

- Actividades como jugar con barro, plastilina, sostener crayones e incluso colorear impulsarán su desarrollo motor.
- Distinguirá sus pertenencias como lonchera, suéter, servilleta, etcétera.
- Al recitar poemas, juegos de rol, cantar y narrar historias, mejorará sus habilidades oratorias. Incluso adquirirá confianza al hablar frente a otros pequeños.
- Tendrá nociones del tiempo, descubrirá que hay momentos para reunirse en círculo, así como turnos para jugar, escuchar cuentos y salir al jardín.

- Identificará los sonidos del alfabeto, lo que se conoce como conciencia fonológica, tal vez una de las habilidades más importantes que obtendrá.
- Empezará a mostrar destreza para escribir, mediante el uso de crayones para colorear o al garabatear en el pizarrón.
- Uno de los cambios cognitivos más importantes es el desarrollo del pensamiento simbólico, que le brindará la capacidad de representar en forma mental o figurada objetos, acciones o eventos, como caminar mientras hace sonidos que emite el tren.
- El trabajo en equipo, le facilitará descubrir la importancia de respetar a los demás, escucharlos y cooperar.
- Sabrá que es capaz de enfrentar desafíos, pues al salir de la burbuja de casa, perderá juegos de vez en cuando y probablemente sufrirá golpes con las sillas por no fijarse. A la larga aprenderá a cuidarse a sí mismo e incluso a controlar sus emociones.
- Logrará concentrarse al conocer nuevas experiencias, seguir instrucciones y participar en actividades grupales.
- Encontrará respuestas acerca del mundo que le rodea, a través de la exploración, la experimentación y la conversación.
- Adquirirá destrezas pre-matemáticas a través del uso del calendario para contar los días o al practicar juegos de memoria con números.

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF): “los pasos más importantes de un niño se suscitan antes de que ingrese un pie en una escuela primaria. Al cumplir cinco años, los cerebros de los infantes están desarrollados en un 90% y se han establecido las bases para el éxito en la escuela y en la vida posterior. Esto hace que los primeros años sean una oportunidad crítica: que establecerá las bases para el éxito de toda la vida, primero en la escuela y posteriormente en la vida.”

Para el éxito total del preescolar, es necesario verificar que la escuela sea segura y el programa de educación sea adecuado para la edad del pequeño. Incluso es importante revisar las credenciales del equipo educativo. No tengas miedo de preguntar cuando visites la escuela, recuerda que se trata del lugar donde te ayudarán a promover su desarrollo.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *