fbpx

La importancia de las siestas

Por: Clara García

Aunque no lo creas si toma un descanso por las tardes, dormirá mejor por las noches entre otros beneficios.

Una vez deje de ser bebé de brazos, es probable que pienses que las siestas ya no forman parte de su rutina; sin embargo, es vital no descartarlas. Descubre los importantes aportes en su desarrollo.

D. ¿Qué aporta una siesta para un pequeñín?
R. Es vital para que recargue energía, estará más alerta a lo largo del día y menos irritable. Al realizarla después de comer, le ayudará en la digestión y mejorará la asimilación de nutrientes.

D. ¿Además de mostrarse irritable, su ausencia favorece otros inconvenientes en su humor?
R. Son importantes para ayudarle en su control emocional y reducen las probabilidades de trastornos emocionales de por vida. Investigadores de la Universidad de Colorado, encontraron que los niños de dos a tres años muestran menos ansiedad en su vida cotidiana si duermen una siesta, incluso presentan mayor habilidad para resolver problemas.

D. ¿Las siestas le ayudan en su aprendizaje?
R. Aunque no lo creas son grandes aliadas, en un estudio efectuado en la Universidad de Massachusetts, pusieron a un grupo de 40 niños preescolares a jugar memorama antes y después de una siesta, descubrieron que los pequeños recordaban un 10% más de las parejas de las figuras tras dormir por la tarde.

D. ¿No provocarán que tenga un período de vigilia por las noches?
R. Al no invitarlo a tomar la siesta por la tarde conseguirás justo el efecto contrario, es decir, le dificultarás que descanse y por si fuera poco, estará de pésimo humor toda la tarde.

 

Necesidades por etapas

Recuerda que lo único seguro en la vida de los chiquitines son los cambios conforme crecen, por ello te proporcionamos una guía de siestas de acuerdo a su edad:
Edad

1- Cuatro meses / Tres espaciadas
2- Entre seis y 12 meses / Dos, una por la mañana y otra en la tarde
3- De los 12 a 24 meses / Una o dos
4- 12 a 36 meses / Una con duración de una hora

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *