fbpx

Juguetes aliados del desarrollo

Son una herramienta ideal, para incentivar su desarrollo y ampliar el vínculo entre padres e hijos.

El juego, le permitirá explorar cómo funciona el mundo e incluso encontrará solución a problemas. Conforme crece debes seleccionar los juguetes precisos, que le ayudarán a desarrollar sus habilidades motoras, cognitivas y de socialización, que le brindarán beneficios físicos y mentales.

Sólo para pequeños
Es un mito que los bebés no juegan, al contrario es vital para propiciar estímulos sensoriales que impulsarán su cerebro. Facilitar su aprendizaje depende de algunas actividades que le brindarán experiencias.
Desarrollo: en los primeros 12 meses de vida necesitas impulsar su desarrollo psicomotriz, con movimientos que lograrán fortalecer sus músculos. Al término de ese lapso su cerebro habrá duplicado su tamaño y estará listo para dar sus primeros pasos.

Juguetes idóneos:
- Móviles para esos primeros meses, los puedes colgar sobre la cuna o incluso en la carriola
- Colchonetas de actividades, que traen objetos integrados que llamarán su atención poderosamente por los colores y texturas. Gracias a ella conseguirá gatear e incluso sentarse.
- Pelotas, le permitirán descubrir la causa y el efecto.
- Libros de telas, porque son indestructibles y le facilitarán conocer texturas.
- Objetos que emitan sonidos como un piano, xilófono o un pandero.

Llegó a un año
Te sorprenderá lo activo que se volverá de los 12 a los 24 meses, pues caminará y hasta correrá. Tratará de hacer cosas por sí solo, le encanta empujar, tirar, juntar cosas, desarmarlas. Ya empieza a hablar, así que cantar o recitar rimas, también formará parte de su repertorio.
Desarrollo: ya entiende y comienza a experimentar sentimientos como culpa, vergüenza y frustración. Estará listo para imaginar y crear a través de la simulación. Ya balbucea sus primeras palabras.

Juguetes idóneos
- Bloques, lograrán incentivar su coordinación mano-ojo.
- Radios, le permitirán escuchar música de niños, aprender a cantar y hasta bailar. - Cajas apilables, en las que pueda subirse y saltar.
- Túneles, serán ideales para que aprenda a explorar.
- Juego de té o un maletín de doctor, para que trabaje en las imitaciones de los adultos.

Los temibles dos años

La transición de los 24 a los 36 meses es encantadora, pues va en busca de la libertad, es capaz de entablar una conversación, pues ya domina 250 a 500 palabras y disfruta de hacer preguntas. Ya está listo para ser sociable con otros niños.

Desarrollo: será capaz de entender el concepto de compartir y logrará escribir algunas letras y números. Es el momento ideal para andar en triciclo o bicicleta de entrenamiento. Tendrá una energía inagotable y el juego es una herramienta que le permite volverse más creativo.

Juguetes idóneos:
- Un triciclo o scooter, es básico para ayudarle a promover sus habilidades motoras gruesas y conseguirá crear balance corporal.
- Colección de crayolas, en combinación con un cuaderno gigante desmontable, para dibujar cada vez que quiera.

Despertará su imaginación.
- Rompecabezas simples, mejorarán su concentración.
- Memorama, estas cartas son básicas para la memoria.
- Plastilina o arcilla, para desarrollar habilidades motoras finas.
- Pelotas, lo incitarán a mover todo su cuerpo al patearlas o lanzarlas.

Los tres mágicos
Entre los 36 y 48 meses, es apto para pasar pequeñas jornadas en el kínder aprendiendo; sin embargo, en su mundo predomina la fantasía y la imaginación. Comienza un ciclo de rápida maduración.
Desarrollo: logrará pararse en un solo pie sin apoyo, avanza y retrocede con agilidad. No sólo dibuja personas o figuras geométricas, también es hábil para el uso de tijeras. Domina algunos conceptos básicos de gramática. Logra hacerse entender con claridad y recuerda partes de historias.

Juguetes idóneos:
- Disfraces, versátiles compañeros de sus juegos de fantasía.
- Letras y números grandes, con los que pueda formar palabras.
- Legos, que lo impulsarán a crear nuevas estructuras.
- Acuario, para que pueda pescar, será desafiante para su motricidad fina.
- Muñecos desarmables, que le permitan diferenciar las partes del cuerpo.

Finalmente, no guardes los juguetes para cuando crezca, adquiere aquellos adecuados a sus edad y déjalo usarlos para incentivar el desarrollo.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *