fbpx

¿Fase melindroso?

Entre los 15 y 18 meses adquiere mayor autonomía y comienza a desarrollar su preferencia por los alimentos. Superar la fase alimentaria sin guerra de por medio, requiere de tácticas especializadas, pero nada complicadas.

Por: Alegra Ocampo

Para esa etapa de su vida habrá triplicado el peso que poseía al nacer y es normal que a partir de ahí, decrezca el ritmo de crecimiento. Se encuentra deseoso de conocer el mundo, por lo que su actividad favorita es explorar y le resta tiempo para alimentarse.

Además se vuelve selectivo con lo que come y prefiere determinados alimentos, en especial los carbohidratos o de repente sólo querrá comer dos cosas. La buena noticia es que atraviesa por una fase y volverá a la normalidad, de acuerdo con la Academia Americana de Pediatría.

Señales de paz

Es indispensable implementar algunas claves de “contingencia” y sobre todo armarte de paciencia, para que no se vuelva una batalla campal la hora de la comida.

Es importante saber que su necesidad nutricional es de 1000 calorías al día, por lo cual se recomienda distribuirlas en la jornada mediante tres comidas fuertes y dos bocadillos o colaciones.

Las estrategias se convertirán en tus aliadas:

* La regla primordial es no forzarlo pues si lo haces crearás un clima de estrés para ambos.

* Tampoco insistas en que coma grandes dosis, permite que el aprenda a regular sus necesidades. Ofrécele pequeñas porciones. Reforzarás su “yo” y su personalidad.

* Llévalo a comer con toda la familia, recuerda que ellos actúan por imitación y que será más fácil si ve que todos disfrutan al alimentarse.

* En la variedad y colorido encontrará diversión, así que busca platos con figuras divertidas y dile que son únicamente para él.

* Varia la forma de guisar las verduras, le permitirás descubrir nuevas versiones de sus favoritos.

* Ofrécele nuevos alimentos, pero usa cortadores de figuras para que disfrute de la presentación. No te rindas, recuerda que en ocasiones tendrás que intentar varias veces hasta lograr acepte ese alimento.

* Camuflar también sirve, puedes hacerle huevos revueltos con espinacas, si no las acepta, por ejemplo.

* Integra en su menú, un elemento de cada grupo alimenticio. No tienes que atiborrarlo de varios.

* Coloca los nuevos alimentos en tu plato o el de papá, te aseguramos que querrá probarlos, ya que si se los das a él solamente tal vez los rechace.

* Es importante tome una siesta antes de cenar, pues si se encuentra cansado estará irritable y no habrá manera de que acepte bocado. Sólo un pequeño porcentaje come cuando está agotado tras un día de exploraciones.

* No te excedas con la comida rápida como pizza o papas fritas, en tu afán de que acepte alimentarse, es mejor ser perseverante con porciones chicas de comida saludable. Recuerda que los hábitos se forman a temprana edad.

* Evita ofrecerle recompensas para que coma o se volverá un círculo vicioso.

Si te preocupa su peso, acude con su médico tal vez no hay de que alarmarse.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *