fbpx

¿Extraños hábitos?

Una vez que comienza a caminar es como un ciclón, su actividad favorita es explorar y también empezará a desarrollar ciertas costumbres, ¿debes preocuparte?

Por: Alegra Ocampo

Seguro un día te quedarás con la boca abierta cuando descubres que empieza a moverse sin cesar, mientras están en la atiborrada sala de espera del pediatra o simplemente que explora su cuerpo ante la atónita mirada de la mamá con un bebé en brazos, sentada junto a ustedes.

Razón de ser

Lo primordial es que te tranquilices, tu pequeño no es de otro planeta, esos nuevos hábitos son normales entre los 12 y 24 meses de edad y a pesar de lo extraños que resultan para ti, él los utiliza como herramientas para tranquilizarse en su pequeño mundo. Te brindamos algunas sugerencias para ayudarle.

Golpeteo constante

Conducta: balanceo constante y en algunos casos hasta golpes en la cabeza.

Causa: los movimientos rítmicos relajan su sistema nervioso, especialmente después de que está sobre estimulado.

Recomendación: a menos que evite socializar y prefiera golpearse debes acudir al médico.

La buena noticia es que cuando alcance los 36 meses esta ocurrencia desaparecerá.

Puedes darle un muñeco de peluche y pedirle que lo acaricie cuando se golpee, tal vez cese.

Chupa dedo

Conducta: se chupa el dedo pulgar o no quiere soltar el chupón.

Causa: son armas que usa para calmarse.

Recomendación: no es alarmante a menos que continúe con el hábito a los cuatro años ya que podría desatar problemas dentales.

Pica dedo

Conducta: introduce su dedo en la nariz.

Causa: puede sentir mucosidad en ella y que no puede respirar correctamente; sin embargo, también es una reacción cuando está nervioso.

Recomendación: nada de reprenderlo y no evidencies que te pone nerviosa, para evitar se convierta en una forma de llamar la atención.

En el caso de congestión enséñale a sonarse las narices, sólo tienes que darle un pañuelo y pedirle que sople su nariz con todas sus fuerzas sobre él, trata de que se divierta; pero si lo usa como vía de escape, dale un juguete que pueda tomar entre sus manos para distraerse.

Inspector de popó

Conducta: se quita el pañal cuando hace caca.

Causa: resulta fascinante para algunos pequeños, especialmente al llegar a los dos años de edad, pues les permite sentir y manipular la textura. Es normal en su desarrollo.

Recomendación: prueba a que juegue con barro, arena e incluso plastilina, déjalo que experimente, así se olvidará de jugar con su popó.

Nunca uses apelativos despectivos como sucio, puerco, marrano o cochino.

A probar

Conducta: mastica tierra, la ropa y hasta las croquetas del gato.

Causa: explora lo desconocido con la boca, normal entre los 18 y 24 meses. Sólo si se prolonga más allá de los 24 meses debes preocuparte.

Recomendación: llévalo a la cocina sin reprenderlo y coloca varios platitos con comida de diferentes texturas como arroz con leche, pinole y chocolate en trozos, le encantará probarlos y apreciar las diferencias.

Sin cambios

Conducta: no quiere quitarse la capa o pijama de súper héroe en todo el día.

Causa: forma parte de su identificación en el mundo, no te extrañe que se comporte como gato o perro y te lama la cara.

Recomendación: puedes comprarle una nueva capa u otro pijama iguales, te aseguramos que se le pasará en algunos meses; o simplemente lávala y deja que la vuelva a usar al día siguiente.

La mejor regla, llénate de paciencia y de tolerancia, esos hábitos forman parte de su desarrollo y como todo en su vida pasará para experimentar nuevos aprendizajes.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *