fbpx

¿Estoy lista para ser madre?

Si estás decidida, has de saber que el embarazo y la maternidad son experiencias intensas y difíciles que a su vez enriquecen, motivan, conducen hacia la madurez y sobre todo, te volverán más fuerte.

Por: Claudia Rodríguez Acosta

Embarazarse es una de las maravillas que es capaz de realizar el cuerpo, ya que implica dar vida, es un proceso natural y biológico pero al mismo tiempo es complejo y muy arduo para algunas mujeres. Reproducirse involucra muchos aspectos: ideales, preocupaciones, motivaciones, fantasías, renuncias, satisfacciones, etcétera.

Cambio de identidad

El hecho de que una mujer esté embarazada es un suceso biológico, pero para cada una tendrá un significado diferente, lo vivirá de acuerdo a sus circunstancias y a su historia.

Este suceso transformará la vida de la mujer para siempre, con sus aspectos alegres y difíciles, con sus partes disfrutables y sus preocupaciones, con sus altas y bajas. El cuerpo cambiará y la psique también, la gestación exige una transformación interna, un cambio de identidad.

Para empezar, la mujer ya no sólo será hija, nieta, amiga o pareja, también se convertirá en madre y eso, aunque suene fácil, conlleva todo un proceso interno de asimilación.

Viaje sin retorno

Después de una transformación de este tipo, la vida no puede seguir siendo la misma. La maternidad es un viaje sin boleto de regreso y en ese sentido es una decisión que debe pensarse pues serás la encargada de guiar un nuevo ser.

Tu vida cambiará al convertirte en madre y esto puede ser muy satisfactorio pero también difícil, hay mujeres que reconocen y hablan sobre la parte "obscura" y hay quienes no lo viven así o sí pero lo callan.

Acción responsable

Como sea, nunca es sencillo hacerse cargo de un ser humano completamente indefenso y dependiente. Siempre se deja algo atrás, hay renuncias y ganancias. Lo importante es pensar en ese pequeñito y no sólo en ti. Pregúntate: ¿sólo quiero un hijo o quiero convertirme en madre?, esto es, ¿quiero y puedo cuidarlo, educarlo, formarlo? O ¿quiero embarazarme pero ni siquiera sé por qué? ¿Tendré tiempo para ser madre? Puede sonar igual pero no lo es, tener hijos es fácil, casi todas las personas en edad fértil lo logran; Sin embargo, ser padre o ser madre es otra cosa. Exige no sólo la transformación física sino una conversión mental, emocional y social irreversible, que algunas mujeres están dispuestas a vivir porque hay un enorme deseo que neutraliza todas las dificultades que aparecerán.

¿Qué madre quieres ser?

El embarazo y maternidad responsables, son pruebas de fuego que les muestran a las mujeres lo mucho que son capaces de hacer, dar y amar.

Contrariamente, para quienes no lo desean y por alguna circunstancia tienen hijos, es una experiencia que pondrá en juego la estabilidad emocional, se vivirá con culpa permanente, enojo y tristeza. Hace que la mujer se sienta débil y con miedos que no se van e incluso afectan en el desarrollo emocional de sus vástagos.

“En cuanto seas madre tu vida cambiará”, eso es inevitable, lo importante es que en el cambio predomine el enriquecimiento interno más que el deterioro; que prevalezca el amor y no el arrepentimiento, para que logres un equilibrio entre la mujer y la madre, que te permita ejercer una maternidad que ayude a crecer a tus hijos, brindándoles las bases para sentirse seguros y amados.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *