fbpx

Errores al dormirlo

Errores al dormirlo ¿ya no recuerdas cuando fue la última noche que tu hijo y tu durmieronplácidamente? Es momento de olvidarse de los días de insomnio.

Por:   Ida Núñez

El sueño no sólo es fundamental para el desarrollo y bienestar físico y emocional del niño, también es importante para los padres.

Tu cerebro no puede funcionar correctamente cuando el insomnio afecta tu vida.

Para los nenes es importante, ya que la hormona del crecimiento necesaria para el desarrollo muscular se libera mientras duerme.

El origen del caos

Si el nene se despierta entre cuatro y cinco veces por la noche, demuestra que no ha aprendido a conectarse con sus ciclos de sueño, tampoco es capaz de auto- calmarse.

Existen varios factores que desencadenan el círculo vicioso como: dormir en exceso durante el día, hambre, sed, dentición, infecciones, exceso de calor, una habitación fría, pañal sucio.

Es importante detectar si alguno de estos motivos ocasiona su malestar.

Los papás son los responsables de que los niños aprendan a dormir por las noches; entre los tres y seis meses deben ser capaces de hacerlo por lapsos de ocho a diez horas; de los seis a los doce meses se prolonga entre diez y doce horas.

El problema principal radica en que a los progenitores no les gusta escucharlo llorar y corren a cargarlo o recurren a la lactancia para calmarlo.

Además el sentimiento de culpa de las madres trabajadoras, provoca una compensación de atención nocturna que deriva en sobre estimulación o en asistirlo en su cama tan pronto escuchan su llanto.

Lo que afecta negativamente las rutinas de sueño de los infantes.

Causantes

Los primeros meses son vitales para formar hábitos en los pequeños, que necesitan para sentir seguridad.

Probablemente has cometido ciertas faltas que no permiten establecer costumbres.

  • Permanecer continuamente con él para que se duerma, él debe ser capaz de lograrlo por sí solo.
  • Ofrecerle alimentación en cuanto se mueve o empieza a llorar, en ocasiones basta con que se acomode y reanude el sueño.
  • No crear un espacio propicio para dormir.
  • Permitir que el chiquitín domine la escena y se salga con la suya.

Compromiso al 100%

Si estás lista para dejar atrás las noches de insomnio, tienen que hacer un pacto en pareja, ambos deben estar de acuerdo para erradicar el problema. Si el entrenamiento se realiza correctamente, romperán las asociaciones negativas del sueño, el bebé conseguirá adaptarse a una rutina y la calma reinará por las noches en casa.

¿Están listos para acomodarse entre los brazos de Morfeo? Sigan nuestras pautas:

  • Asegúrate de oscurecer la habitación, con una temperatura agradable, ni mucho calor o frío en exceso.
  • No le ofrezcas leche como incentivo para que se duerma.
  • Prohibido mecerlo, tendrás que hacerlo continuamente cada que despierte.
  • Crea un espacio de descanso antes de acostarlo para que se calme. Prueba abañarlo y después leerle un cuento, ambas actividades lo relajarán paulatinamente.
  • Se constante, no detengas el entrenamiento a media semana. Las costumbres requieren al menos 20 días de repetición para que se conviertan en hábitos.
  • Prueba aceite de lavanda, ambos dejarán de lado la ansiedad, los niños pueden sentir la tuya y mostrarse irritables. El difusor Best Aromatherapy Option, además de dispersar el aroma bajará la energía del bebé a través de seis sonidos y lo preparará para dormir. Adquiérelo en Amazon

El objetivo es lograr que el nene duerma y se olviden de la pesadilla del insomnio, con paciencia lo lograrán.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *