fbpx

Encántalo para hablar

Desde los tres meses es apto para iniciar su capacitación, escucharás su primera palabra entre los nueve y catorce meses si lo incentivas adecuadamente a temprana edad, pero hay mucho más por hacer.

Por: Ida Núñez

Una vez que rebasa los primeros tres meses su evolución ya no le exige comer y dormir, comenzará a despertar al mundo que lo rodea y es un buen momento para iniciar el entrenamiento que logrará se convierta en un parlanchín.

Plan de acción

Recuerda que es como una esponja dispuesto a absorber toda enseñanza de lo que le rodea, así que conviértete en una hábil maestra:

3 a 6 meses

Es capaz de escuchar conversaciones y es importante lo mires a los ojos mientras le platicas, poco a poco notarás que comienza a balbucear. Un estudio realizado por la Universidad de Iowa en Estados Unidos, demostró que al hacerle preguntas y contestarlas tú misma, le ayuda a entender el proceso de comunicación y a realizar sonidos complejos con rapidez.

6 a 9 meses

Sonríe cuando escucha tu voz y llora si presencia una pelea. Colócalo frente a un espejo y dile su nombre para que se reconozca y comience a familiarizarse con las sílabas. Es capaz de jugar o mostrar emoción al escuchar sonidos, las canciones son ideales para incitar su desarrollo, prueba 

9 a 12 meses

Comprende palabras simples, es hábil con el lenguaje de las señas, señala donde está el perro o alzar las manos para que lo levantes e incluso aprenderá a decir adiós con movimientos. Te sorprenderá con sus primeros balbuceos reconocibles como da-da, que le es más fácil que decir papá.

12 a 15 meses

Escucharás la primera palabra entendible como mamá, es capaz de asentir con la cabeza para decir sí o no y comprende un promedio de 25 palabras. Cuando le des objetos nómbralos como taza, leche y pan. Pregúntale que ropa quiere usar ¿gorro blanco o amarillo?

15 a 18 meses

Usa un lenguaje de manos más complejo, ya que además de señalar si quiere un libro, también puede tomar tu mano si desea que camines. Aprovecha para orientar su dedo hacia su nariz, brazos, ojos, orejas, mientras vas nombrando cada una de esas y otras partes de su cuerpecito. Estudios demuestran que

aprenden de dos a cinco palabras nuevas por día; en esta etapa es importante leerle cuentos variados como el siguiente https://youtu.be/9nTo3EZVzYA

18 a 24 meses

Probablemente logre emitir de 50 a 70 palabras y comprender un promedio de 200, lo que le permite decir pequeñas frases como “jugo de naranja” “ir en auto”. Por lo tanto reacciona a instrucciones como ayudarte a traer cosas como sus zapatos, el libro y la muñeca. Pídele que le explique a papá qué comió o a dónde salió a pasear.

24 a 36 meses

Ya es capaz de pronunciar un promedio de 200 palabras y comenzará a hilar frases de hasta de cinco palabras.

Logra contestar sencillas preguntas como ¿dónde está tu osito? ¿Quieres comer gelatina? Le encanta representar situaciones, así que cómprale un maletín de doctor o un pequeño carrito del súper en el cual introduzca frutas y verduras.

Recuerda que cada pequeño tiene diferentes procesos para aprender, así que puede ir más rápido o más lento, pero no lo presiones.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *