fbpx

El desafío del lunch

Te aseguramos que tu hijo lo devorará gracias a estas ideas saludables y deliciosas.

Por: Alegra Ocampo

Lo ideal es que planees el menú, esta regla siempre ofrece buenos resultados con los infantes. Tendrás la oportunidad de adquirir las provisiones necesarias, elegir alimentos que le agraden, atractivos a sus ojos e incluso evitarás empacarle bocadillos potencialmente desastrosos.

Recuerda que de la vista nace el amor y entre los dos y tres años está atraviesa una etapa en la cual es quisquilloso para comer.

Reglas de planeación

- Evita incluir en su lonchera alimentos nuevos que no haya probado previamente en casa, pues no estarás junto a él para estimularlo.

- Es importante incluir proteínas, verduras y frutas.

- Mezcla alimentos coloridos, saludables y que le agraden.

- Prepara alimentos de fácil manipulación y evita los que sean complicados para desenvolver. Recuerda que no dispondrá de mucho tiempo para comer.

- Ten en cuenta que es un niño pequeño y no requiere porciones abundantes.

- Diminutos bocadillos o en trozos son elecciones inteligentes, lo que se puede traducir en un sándwich cortado en 4 triángulos, rebanaditas de pepino, mandarinas en gajos, cubitos de pollo, etcétera.

- Procura proporcionarle diariamente opciones diferentes para que no se aburra.

- Lleva un registro de lo que comió y lo que dejó en la lonchera, podrás seleccionar mejor a corto plazo.

- No te asustes si un día regresa la lonchera llena, recuerda que hay ocasiones que estará muy ocupado jugando y el tiempo de recreo puede ser muy estrecho para él.

- Tampoco incluyas recipientes o envases que no pueda abrir fácilmente.

- Es importante agregarle agua para que se hidrate. Prueba con tetrapacks de leche o agua de coco, de fácil apertura y que no poseen grandes cantidades de azúcar.

7 divertidas ideas

- 1⁄2 pizza de pan pita: esparce un poco de puré de tomate, queso mozarella, trocitos de jitomate deshidratado y gratina, espera a que se enfríe para cortar en dos. Incluye un puñado de uvas.

- Pasta: cuece pasta de tornillo, añade tiritas de pollo, un poco de ejotes, un chorrito de aceite de oliva y salpimenta. Acompaña con una mandarina sin cáscara y en gajos.

- Sushi de pavo y espinaca: retira los bordes de una rebanada de pan integral, unta con un poco de mayonesa, añade una tajada de queso, dos rebanadas de

pechuga de pavo, unas hojas de espinaca, enrolla y corta en pequeñas ruedas. El complemento puede ser unas rodajas de pepino.

- Corta por la mitad una chapata integral pequeña, unta hummus en cada rebanada y cubre con queso manchego, hornea por cuatro minutos. Espera a que se enfríe antes de guardarlo. Tiras de zanahoria con limón serán ideales como guarnición.

- Tortilla de huevo: prepara una tortilla con huevo, trocitos de papa y pimientos rojos en la noche y reserva. En la mañana corta en pequeños cuadritos. Unas tiras de manzana son el complemento.

- Burrito de atún: mezcla una lata de atún drenada con 1⁄2 aguacate y salpimenta. Unta sobre una tortilla de harina, enrolla y corta a la mitad. Sorpréndelo con arándanos.

- Sándwich de galletas: unta mantequilla de cacahuate en dos galletas habaneras integrales, salpica un poco de queso y forma un sándwich. Tal vez, necesite dos sándwiches. Un plátano pequeño es el complemento.

Te aseguramos que la planeación y la preparación con todo tu amor, conseguirán que la lonchera vuelva vacía a casa.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *