fbpx

Desinfla tu abdomen

Desinfla tu abdomen. El estómago inflamado es un conflicto que aqueja a mujeres con hijos o sin ellos; esté es el momento para cambiar de hábitos y olvidarte de su aspecto de globo.

Por: Cecilia Valdez

Una cosa es que tu cuerpo se recupera lentamente después del parto y otra que el abdomen se infle como globo a lo largo del día. Desinfla tu abdomen, te proponemos olvidarte de esa molesta inflamación, que no sólo provoca que tu ropa te quede apretada por las tardes y te hace sentir incomoda.

¡Acción!

Acepta el reto y comienza con pequeños cambios que lograrán una transformación en tu abdomen.

Adiós azúcar

Será todo una proeza, pero si eliminas el azúcar de tu dieta, le dirás adiós a la inflamación de todo el cuerpo e incluso evitarás el envejecimiento prematuro. Además al mantener bajos los niveles de insulina, se elevan los niveles de glucagón que genera la quema de grasa almacenada. Así que también deja de consumir postres, harinas blancas, cereales azucarados, arroz blanco y pastas.

Fibra, la clave

La inflamación a menudo es producto del estreñimiento que produce gases. Por ello la fibra es esencial para agilizar el tránsito intestinal. Así que incluye en la preparación de tus alimentos brócoli, kale, coles de bruselas, manzana, piña, avena y chía.

Mastica lento

Al hacerlo lubricas los alimentos con saliva y los reduces en trocitos, por ello minimizas el riesgo de padecer reflujo gastroesofágico. Cuando te atragantas con grandes pedazos de alimento, impides una correcta digestión que causa crecimiento de bacterias en el colón y provoca flatulencias.

Cúrcuma, aliada

Esta especia que tiene un vibrante y especial tono amarillento tiene propiedades anti-inflamatorias que incluso optimizan la digestión. De acuerdo con estudios científicos estimula la producción de bilis, un componente importante en la descomposición de las grasas alimenticias, lo que ayuda a perder peso. También evita los gases. Añade a tu licuado matutino o úsalo para condimentar el pollo, queso o carne.

Lleva un diario

Anota en cuaderno todo lo que comes cada día, el horario de ingesta y si se presentó hinchazón en el abdomen, no es para que cuentes calorías y te estreses, simplemente te permitirá identificar los alimentos causantes de que te inflames.

Así es fácil sacarlos de la dieta. Por lo regular las bebidas gaseosas y algunos endulzantes artificiales son los responsables.

Reafirma

Para que la piel flácida se vuelva a tonificar recurre a Firming Body Cream de Ahava, que incluso mejora la elasticidad y brinda un aspecto firme gracias al extracto de café y centella asiática que posee. Aplica sobre el abdomen. De venta en http://www.liverpool.com.mx/

Arriba las grasas

Es importante que incluyas en tu régimen dietético alimentos ricos en grasas monoinsaturadas, pues son excelentes para eliminar grasa abdominal hasta en un 15 por ciento, de acuerdo con investigaciones científicas. Lo logran ya que incrementan el ritmo metabólico, lo que conduce a un mayor uso de grasa almacenada para producir energía. Encuéntralas en aguacate, salmón, nueces, aceite de oliva, semillas de girasol, bacalao y linaza.

Ríete de la vida

Cada vez que te ríes fortaleces los músculos abdominales, así que lo mejor es ver el lado positivo de la vida y carcajearte. Si ya han pasado los seis meses desde que nació tu bebé, probablemente ya puedes realizar abdominales en casa, que también será útil, pero no olvides dibujar una sonrisa en tu rostro.

Cuida tu postura

Una investigación realizada por la revista Gastroenterology constató que puede tratarse de un problema muscular, ya que cuando las personas se sentaban incorrectamente o caminaban encorvadas, mostraban hinchazón de tórax y abdomen; al enseñarles a contraer el diafragma y la pared abdominal revirtieron los síntomas. Tomar clases de pilates mejorará tu figura y postura, ya que trabaja los músculos profundos, del abdomen, para lograr que los músculos superficiales sean fuertes y eficientes.

Como podrás darte cuenta no necesitas invertir mucho tiempo en ellos, sólo es cuestión de unirlos a tus actividades diarias y en poco tiempo volverás a usar tus jeans e incluso el bikini.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *