fbpx

Cuidado con la diabetes gestacional

Es una enfermedad que se genera alrededor de las 24 semanas del embarazo, según American Diabetes Association, conoce sus peculiaridades.

Por: Ida Núñez

¿Qué es la diabetes gestacional? Se produce durante el embarazo, se caracteriza por un alto nivel de azúcar en la sangre y es un trastorno que generalmente desaparece tras el parto. Se desencadena cuando el cuerpo no produce suficiente insulina, que es la hormona encargada de controlar los niveles de azúcar en la sangre, para satisfacer las necesidades adicionales durante el embarazo.

No se sabe exactamente que la genera, pero de acuerdo con la American Diabetes Association, existe la teoría de que las hormonas de la placenta, promueven el desarrollo del feto y también bloquean la acción de la insulina en la madre; lo que se conoce como resistencia a la insulina. Sin la insulina suficiente la glucosa no puede salir de la sangre y proveer energía, por lo que se genera la hiperglucemia.

Causas

Algunos factores suelen ser detonantes:
- Si tienes hermanos o padres con diabetes.
- El sobrepeso con un índice de masa corporal por encima de 30.
- Cuando presentaste diabetes gestacional en embarazos pasados. - Si anteriormente tuviste un bebé que peso más de 4.5 kg al nacer. - En mujeres mayores de 25 años, de acuerdo con Mayo Clinic.

Síntomas a la vista

¿Existen signos que la delaten? Por lo general no causa síntomas. Es necesario realizar la prueba oral de la tolerancia a la glucosa para detectar el nivel de azúcar en la sangre e identificarla; se recomienda realizarla entre las 24 y 28 semanas. Sólo en caso de que se presente hiperglucemia, es decir, que el nivel de azúcar aumente demasiado habrá algunas señales que la delaten como:
- Mayor sed
- Evacuación de orina más frecuente de lo habitual.
- Cansancio

Como siempre te recomendamos es importante acudir con el médico para una valoración.

Riesgos

Por lo regular los bebés nacen sanos a pesar de la diabetes gestacional; sin embargo, sí produce algunos problemas de no tratarse oportunamente:
- El feto crece más de lo normal y aumentará las probabilidades de una cesárea o parto inducido.

- Polihidramnios: generación abundante de líquido amniótico que suele causar parto prematuro.
- Preclamsia: provoca presión arterial alta y complicaciones.
- Hipoglucemia: en el bebé que nacerá con niveles bajos de azúcar en la sangre.

Claves de prevención

Mayo Clinic recomienda algunas opciones saludables para prevenirla:
- Si tienes sobrepeso, lo ideal es bajar esos kilos excedentes antes de embarazarte.
- Llevar una dieta saludable con alimentos ricos en fibras y bajo contenido graso. Prefiere frutas, vegetales y cereales integrales.
- Mantenerte activa, practicar ejercicio al menos 30 minutos tres veces por semana. Nadar, caminar o andar en bicicleta son buenas opciones.

Es necesario realizar una prueba durante el primer trimestre para detectarla, consulta con tu médico.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *