fbpx

¿Cuándo dejará el baño de tina?

¿Cuándo dejará el baño de tina? no hay una regla o fecha precisa para empezar a darle una ducha bajo la regadera, pero ciertos tips, te ayudarán a definirlo.

Por: Emmy Kelly

El tiempo pasa volando y parecen lejanos esos días que temías introducir al pequeño en la tina y necesitabas la ayuda de las abuelas.

Seguro ahora que eres toda una experta, te cuestionas si ya es momento de llevarlo bajo la regadera.

Circunstancias ideales

D. ¿Cuándo es momento de darle una ducha?
R. Los expertos recomiendan hacerlo cuando el chiquitín puede mantenerse sentado por sí solo, lo que ocurrirá entre los seis y ocho meses.

D. ¿El bebé puede extrañar la tina?
R. Recuerda que a los nenes les encantan las rutinas, así que si lo haces a la misma hora y sigues con el ritual de platicar con él, cambiarlo, leerle e incluso darle leche al término, no lo resentirá tanto.

También es importante que vigiles que el agua esté tibia para que se sienta cómodo.

Es vital que tú estés relajada, recuerda que si muestras miedo, él lo percibirá y se pondrá irritable.

D. ¿Qué precauciones debo tener?
R. Hay varias pautas a seguir:

  • Asegúrate que no haya cambios de temperatura bruscos para evitar un resfriado. – Si tienes un baño grande, lo ideal es cambiarlo ahí mismo.
  • Coloca un tapete antideslizante, en el baño, para evitar que te resbales y se pueda lastimar el niño. Probablemente necesitarás la ayuda de papá, para que uno lo higienice y el otro lo vista rápidamente. Incluso se podría convertir en una rutina familiar.

D. ¿Cómo debo actuar si le da miedo el ruido de la regadera?
R. Es probable que los primeros días el sonido lo altere, así que trata de echar a andar la regadera al menos quince días antes de planear la ducha y acércalo para que se vaya acostumbrando al ruido.

Dale un toque divertido a la actividad, cántale, balancéalo mientras bailas y platícale.

Rutina interactiva

Ciertos detalles lograrán que se relaje mientras lo bañas y al mismo tiempo le permitirán aprender:

  • Dale algún pequeño juguete, para que lo pase entre sus manitas, mientras tú lo frotas.
  • Nombra las partes de su cuerpo, al enjabonarlo, para que las identifique.
  • Cuenta los dedos de sus manos o sus piecitos mientras los lavas.
  • En caso que por accidente entre agua en ojos, boca o nariz, réstale importancia para que no le de miedo la regadera, demuéstrale que el incidente no es significativo.
  • Canta una canción divertida  Te aseguramos que será una rutina genial y los dos se divertirán.

¿Cuándo dejará el baño de tina?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *