fbpx

¿Cómo detectar la dermatitis atópica?

shutterstock_1123751390

Está afección de la piel es muy común en bebés e infantes, de hecho un 70% tiene probabilidades de padecerla. Conoce más detalles y posibles soluciones para aliviarla.

Por: Ida Núñez

Primero debes saber que la dermatitis atópica causa irritación, resequedad y especialmente comezón que estresa a los pequeños y puede causar un círculo vicioso negativo. No es un problema de salud, que se relaciona con alergias alimentarias, animales o el polen. ¿Quieres saber más?

D. ¿Qué la provoca?

R. No se sabe con certeza, pero tiene una base inmunológica, pues hay un desequilibrio en las defensas y el paciente reacciona de manera exagerada a diferentes estímulos; sin embargo, hay algunos factores que tienen un fuerte vínculo con este problema de salud:

- La herencia, si uno de los padres sufrió de dermatitis atópica, los hijos tienen un 40% de posibilidades de padecerla. En cambio, si ambos padres la han padecido, las probabilidades aumentan hasta un 80%; sin embargo, la intensidad puede variar, de acuerdo con La Asociación de Familiares y Pacientes de Dermatitis Atópica ADEA.

- Sistema inmunológico inmaduro, pues aún está en proceso de madurez en los bebés.

- Disparos externos: clima frío o extremadamente cálido, agua caliente, aire acondicionado, jabón e incluso fragancias.

D. ¿Cuáles son sus síntomas?

R. Según Stanford Children´s Health, los signos pueden variar en cada niño, pero incluyen:

- Piel seca y en ocasiones escamosa.

- Comezón intensa.

- Irritación acompañada de inflamación.

- Aspereza en el rostro, parte superior de brazos y muslos de los bebés.

- Después de los dos años se manifiestan en los pliegues como codos y cuello, en manos, pies y orejas.

- Pequeñas protuberancias que suelen cubrirse de una costra y supurar al rascarse.

- Oscurecimiento de la piel en los párpados y alrededor de los ojos.

- Zonas con urticaria.

 

D. ¿Requiere cuidados específicos?

R. Hay medidas imprescindibles para reducir la irritación, inflamación e incluso supuración:

- Alejarlo de jabones irritantes, baños de burbuja y detergentes para lavar la ropa.

- Mantener cortas las uñas de tu nene, para evitar se rasque de tal forma que irrite e incluso infecte la piel.

- Evitar que sude, así que no lo abrigues excesivamente y no lo coloques cerca del aire acondicionado caliente.

- Usa un humificador en casa, para mantener el ambiente húmedo.

- No emplees agua caliente para el baño y no lo prolongues más de cinco minutos.

- Asegúrate de secar la piel con pequeñas palmaditas.

Comezón e irritación a la baja

Utiliza durante el baño y para hidratar una línea como LETIAT4 Atopic Skin, la cual mantiene la hidratación e impide se forme tirantez y que evita que el pequeño quiera rascarse.

- Báñalo con el Gel de Baño, que limpia sin resecar, alivia el picor y la irritación.

- Utiliza en el cuero cabelludo con Champú, que calma mientras limpia suavemente, proporciona brillo y evita la descamación.

- En el rostro esparce Facial, que refuerza las defensas frente a los agresores externos como frío y contaminación ambiental.

- Para el cuerpo, usa la Leche Corporal que repara la barrera cutánea y disminuye el riesgo de infección.

- En caso de erupción recurre a Intensive, altamente emoliente para reducir la sequedad y regenerar la dermis.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *