fbpx

Casa ordenada en 1,2 X 3

Con los niños es difícil controlar el caos en casa, pero no es imposible, sólo es cuestión de recurrir a tácticas eficientes que lograrán un efecto inmaculado.

Por: Alegra Ocampo

Sólo es cuestión de tomar algunos minutos para crear reglas de organización y obvio convertirlas en hábito, no importa si eres mamá primeriza o ya tienes dos o tres hijos, la clave es ordenar paulatinamente.

Gánale la carrera al tiempo

* No importa lo ajetreado que sea tu día, recoge la mesa y lava los trastes, por lo menos nunca te vayas a la cama sin lavarlos todos.

* Prepara la mesa para desayunar por las noches o si sólo toman licuado o un sándwich, lava frutas y verduras, deja todo dispuesto para emplearlo, te ahorrarás tiempo si planeas el menú o lunch un día antes.

* Saca de tu bolsa todas las cosas que no necesitarás al día siguiente, introduce la cartera con dinero si planeas hacer pagos en el banco o asegúrate de llevar toallitas limpiadoras, una mamita nunca sale sin ellas.

* ¿Estuvieron en el cuarto de la televisión? Recoge los vasos de bebidas, acomoda los cojines en el sillón y retira los zapatos que te quitaste. Sólo invertirás dos minutos en ordenar y la habitación quedará impecable.

* Sabemos que tal vez estés desvelada por alimentar al pequeño o simplemente porque tuvo una mala noche con pesadillas, pero si te levantas 20 minutos antes que todos en casa, podrás empezar el día con el pie derecho. Métete a bañar, cuando salgas mientras papá se baña aprovecha para tender la cama.

* Ventila tu hogar por lo menos 10 minutos en el día, está comprobado que si no la dejas respirar se acumulan las esporas y se genera moho.

* Enseña a los chiquitines a recoger sus juguetes tras usarlos, pero si el tuyo es un bebé, después de su rutina divertida, acomoda todo en su lugar. Aunque tu hijo no lo haga en ese momento, estará aprendiendo valiosas lecciones de orden.

* No dejes que se te acumule la ropa para lavar, si pones una carga en la lavadora a diario o cada tercer día mientras preparas la comida, no tendrás que invertir tu sábado o domingo metiendo y sacando ropa.

* A lo largo de la semana anota en una lista los ingredientes que se van acabando en la despensa, para resurtirlos en tu próxima visita al súper.

* Organiza la habitación del pequeño antes de iniciar la rutina para dormirlo.

* También es bueno limpiar la mente, saca tu móvil de la habitación por lo menos 30 minutos antes de acostarte, la desintoxicará. Debes saber que las luces de los dispositivos no permiten que te relajes para dormir de acuerdo con scienceabc.com, sucede que aumentan el estrés en el cuerpo pues producen cortisol, que te mantendrá alerta. Por si fuera poco, la luz azul que emiten genera arrugas prematuras.

Una vez a la semana

Para que no se concentren todas las labores domésticas en una sola jornada, asigna días para determinadas labores.

* Si planeas tu menú semanal el domingo y compras todos los ingredientes que necesitarás, no tendrás que dar vueltas al súper mercado para obtenerlos. Lo mejor es que podrás elegir menús más nutritivos o diferentes oportunamente.

* Otra gran idea es solicitar tus compras vía online, no sólo ahorrarás tiempo, también a tu bolsillo pues evitarás la adquisición de cosas que no necesitas como cuando caminas por los pasillos del súper.

* Acude a realizar las compras de preferencia los martes, obtendrás alimentos frescos, ya que los lunes los supermercados todavía tienen restos de la semana pasada.

* Revisa los armarios del pequeño, coloca la ropa en orden y saca lo que va dejando, recuerda que crecen a una velocidad en ocasiones imperceptible.

* Lo mismo aplica para los juguetes, por lo regular tiene entre tres y cinco favoritos, cámbialos para que use todos e incluso estimularás su desarrollo cognitivo.

* Asigna un día para limpiar a fondo debajo de los muebles, donde se acumula polvo, recuerda que es fácil que meta las manos debajo y se lleve objetos a la boca.

No olvides que una casa ordenada brinda una sensación de relax para los que viven en ella y los que llegan de visita.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *