fbpx

Ayúdale a que domine el inglés

No sólo basta con mandarlo a clases a temprana edad, refuerza en casa el aprendizaje de forma lúdica, conoce algunos tips de los expertos que serán sumamente útiles.

Según un estudio realizado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts, si se desea que un niño hable como nativo un segundo idioma, debe aprenderlo antes de los 10 años; sin embargo, no significa que después de esa edad todo está perdido, simplemente será más desafiante.

Lo que es una realidad es que los niños necesitan ayuda en casa, para reforzar lo aprendido en las aulas, especialmente si en el hogar no se habla el otro idioma, como sucede en nuestro país con el inglés. A menos que tu pequeño haya repasado continuamente el lenguaje, puede suponer un esfuerzo considerable, recapitular nombres de colores y animales, que parecía tan sencillo en clase.

Asistencia continúa en casa

¿Cómo reforzar los conocimientos? Logra que se interese

Olvídate de sentarlo ante una lista de colores o nombres de animales, para que la repitan hasta el cansancio, porque terminará con una aversión. Resulta más entretenido jugar memorama, cantar rimas o contarle una anécdota interesante. Si exageras o enfatizas las frases más importantes, conseguirás que vaya recordando y atraerás su atención.

Los cuentos son un modo fantástico de presentar una lengua nueva, así como mantenerlo atento al contenido mediante las ilustraciones. Por supuesto, si le gusta una historia concreta, terminará memorizando términos y frases, gracias al contexto claro en el que se encuentra. Utiliza las aventuras de los personajes de Timmy del British Council México:

 - Busca el canal Learning Time with Timmy

https://www.youtube.com/channel/UCNHDt6E1ZpHY-YECxEWccUA

- Encuentra actividades lúdicas que incrementarán su vocabulario

Lo anterior quiere decir que la memorización es una buena estrategia para ayudar a aprender palabras y estructuras clave. De hecho, la repetición es esencial para captar idiomas, ya que libera la mente para concentrarse en otras cosas y no tener que preocuparse por intentar recordar.

Actividades personalizadas

Todos tendemos a recordar mejor lo que nos parece relevante, por lo que si es capaz de establecer una conexión, entre las nuevas oraciones y algo que haya vivido, habrá más posibilidades de que recuerde, por ejemplo, si estás hablando de animales, se pueden enfocar especialmente en sus preferidos, los que le disgustan o incluso en los que le gustaría tener.

Crear una pequeña rutina diaria con juegos para reforzar los nuevos conocimientos, que ha adquirido en clase, servirá para rememorar lo aprendido.

Supongamos que hace la tarea en la mesa de la cocina: utiliza ese espacio también para cantar el nombre de las verduras o los colores de los platos. No siempre es imprescindible hacer uso de la tecnología; a veces, un sencillo juego de cartas donde asocie las parejas en inglés, es suficiente para recordar.

Asistencia de la tecnología

No sugerimos que lo sientes por horas frente a una Tablet, 10 minutos bastarán para aprovechar la experiencia lúdica que ofrecen algunas aplicaciones y favorecer la repetición de nuevo vocabulario de forma entretenida. De hecho, estudiar otro idioma mientras se divierte es la base de la mayoría de las apps del British Council. Elige una o varias en

Apoyo visual

Apuesta por el sketchnoting, será divertido recordar información con el apoyo de elementos visuales. Desafía al pequeño a representar de forma gráfica un cuento, que ha escuchado o una descripción de cómo le ha ido en el parque, utilizando dibujos, flechas u otros signos, expresiones, etcétera. Siempre es mucho más sencillo acordarse de un vocablo asociado a una imagen, que la palabra por sí misma y lo más importante es que el proceso mental, se desarrolla mientras elabora los elementos visuales, que le ayudarán a evocar expresiones fácilmente.

Repaso

Convierte en una rutina revisar el vocabulario u oraciones que está estudiando. Una forma de favorecerlo es grabarlo mientras dice lo que ha aprendido, escuchar la grabación y volverla a grabar con distintos tonos: contento, triste, enfadado, etcétera, hasta que las recuerde todas. ¡Actualmente es sencillísimo con cualquier dispositivo móvil! El repaso se convertirá en un juego.

Otra de las formas en que aprenden los niños, es por observación e imitación, de ahí que sea tan importante proporcionarles modelos, adecuados por instituciones como el British Council, donde los profesores alientan a los estudiantes a experimentar con el idioma,

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *