fbpx

Atención plena, en la crianza

1

La transición con un bebé en casa  es extenuante, pero la atención plena, puede ser una gran aliada, para disfrutar y lograr una mejor conexión con tu pequeño.

Por: Sabrina Zavaleta

Es normal que tras el parto, especialmente el primer mes, sea agotador. No hay mucho tiempo para comer o descansar, el pequeño requiere atención 24 X 24 horas, los siete días de la semana. No es fácil descubrir las necesidades de ese pequeño ser, pero es una realidad, las madres cuentan con un sexto sentido; sin embargo, también continúan los cambios hormonales ocasionando, alteraciones de humor dramáticos, es fácil pasar de la emoción al llanto en minutos.

Iniciarse en la vida de madre, es una etapa estresante para todas las mujeres, que suele afectar negativamente a la pareja, lo cual puede prolongarse durante el primer año de vida del bebé, de acuerdo con the University of California.

La atención plena, también conocida como Mindfulness, no sólo logra bajar los niveles de estrés en el posparto, también reduce las probabilidades de sufrir depresión posparto, según un artículo publicado en la revista BMC Pregnancy and Childbirth.

¿Qué es la atención plena?

Es más sencillo de lo que imaginas, se define como la conciencia de estar en el momento presente. Resulta eficiente no sólo para el posparto, también ha demostrado beneficios positivos para controlar el dolor crónico, la depresión y la ansiedad. Por lo regular el estrés en las madres primerizas, no sólo es por la carga de trabajo extra que representa la crianza de un niño, también sienten mucha presión y miedo de no satisfacer adecuadamente las necesidades de su vástago.

El artículo Mindfulness approaches to childbirth and parenting, reconoce las múltiples bondades de la atención plena:

  • No sólo disminuye las probabilidades de sufrir depresión posparto, también ayuda a reducir las preocupaciones, te deja ver la vida con mayor claridad, lo que facilita lidiar con las presiones de la vida cotidiana.
  • Te sentirás más capaz de concentrarte, notarás los placeres de la vida y tendrás una mejor interacción con tu hijo.
  • Cuando dejas de preocuparte continuamente, logras un apego seguro con tu hijo, lo cual se traduce en un mejor desarrollo de habilidades sociales, emocionales y cognitivas óptimas, que le serán sumamente útiles en su vida futura, de acuerdo a un estudio publicado en Oxford University Press.

Vive el aquí y el ahora

Seguro pensar que debes conseguir unos minutos para ti, parece imposible, pues apenas terminas de cambiarlo tras amamantar al pequeño, cuando ya abrió los ojos de nuevo y requiere alimentación nuevamente. Basta con conectarte con tu cuerpo, con tus sensaciones e incluso con la crianza. Algunas tareas te facilitarán lograr el cometido:

  • Seguro estás obsesionada con la respiración de tu bebé y lo vigilas constantemente. Así que sincronízate con él, inhala y exhala a su ritmo. O mientras lo colocas sobre tu abdomen, siente como se infla y desinfla suavemente su estómago, al tiempo que respira. Basta observarlo en esos momentos, para que tu mente se centre lentamente en el presente, sin otros pensamientos en tu camino.
  • Camina con él, no necesitas salir a la calle, mientras lo balanceas suavemente para que se duerma, da algunos pasos por la habitación o dentro de tu hogar. Observa como tus pasos se hacen más lentos, para no despertarlo. Siente como parece que flotas.
  • Comer, es importante, porque los nutrientes son indispensables para que tu leche materna le brinde anticuerpos necesarios. Por ello, cuando te alimentes, disfruta tus platillos, mastica lentamente; eso también es conciencia plena.
  • Date una ducha con agua tibia por las noches, te relajará mientras permites al agua acaricie tu piel, procura emplear un gel con un aroma de tu agrado, que deleite tus sentidos. Esos pocos minutos contigo, son otra forma de lograr atención plena.

Poco a poco disfrutarás más de tus nuevas rutinas, verás la vida con mayor optimismo, lograrás estar más presente en la crianza de tu hijo y libre de angustias.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *