fbpx

Atención especializada a la piel

¿Sabías que la piel de los bebés es más frágil y sensible que la de los adultos? Los expertos de Ricitos de Oro te dicen cómo humectarla.

Por: Ida Núñez

La piel es un órgano de protección que defiende ante gérmenes e irritantes, en los bebés es cinco veces más delgada que la de un adulto, además de que aún no está completamente fortificada pues su sistema inmunológico todavía es inmaduro. Por lo que es más fácil que se deshidrate, se descame o surjan asperezas.

Aliados precisos

Para cuidar la piel de tu hijo y mantenerla hidratada, es necesario elegir adecuadamente las fórmulas para que no la irrite y refuerce su barrera epidérmica. En las líneas de Ricitos de Oro encontrarás cremas aliadas desarrolladas para cuidar la delicada piel de un bebé y son libres de parabenos e hipoalergénicas.

Selecciona entre sus opciones:

- Crema Corporal Lavanda y Lechuga Ricitos de Oro, es una gran opción después del baño nocturno, además de tratar con suavidad su piel, también le ayudará a que se relaje y podrá dormir fácilmente.
- Crema Corporal Miel y Argán Ricitos de Oro, posee entre sus activos extractos naturales de miel y argán, los cuales nutren y evitan que la piel del nene pierda su humectación natural.
- Crema Corporal Milk Ricitos de Oro, es apta para recién nacidos o pequeños con la piel seca, pues gracias a la proteína de la leche hidrata a fondo.

 

Cómo usarlas

- Lo ideal es aplicarlas tras el baño, cuando la piel está más receptiva pues tiene los poros abiertos.
- Antes de esparcirla, recuerda secarlo perfectamente con suaves palmaditas y una toalla.
- Distribuye delicadamente con un suave masaje.
- Una pequeña cantidad es suficiente.
- Es vital calentarla ligeramente entre tus manos, especialmente en otoño e invierno que baja la temperatura.
- Nunca las frotes constantemente sobre el nene.
- Asegúrate de esparcirlas en las zonas donde hay pliegues como el cuello, detrás de las rodillas y los codos.

Cuidados especiales en invierno

El frío, el viento e incluso el aire acondicionado, pueden agredir su piel. Cuando baja la temperatura, es vital tomar precauciones:

- Es importante mantenerlo hidratado con leche materna y si ya rebasa los seis meses de edad, es imprescindible administrarle agua también.

- Incluye en sus papillas verduras con poderes antioxidantes, que fortalecerán su sistema inmunológico como el brócoli, espinacas y zanahoria.
- Prohibido el baño con agua muy caliente, ya que reseca.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *