fbpx

Atención dental

Tu boca también experimentará cambios durante este período de gestación, identifícalos.

Obvio, los cambios hormonales son los responsables en gran medida de dichas alteraciones. ¿Qué nubarrones dentales podrían aparecer en el horizonte?

Por: Alegra Ocampo

Gingivitis del embarazo

Causas: la mitad de las embarazadas la padecen, de acuerdo con la American Dental Association, específicamente entre el segundo y octavo mes; por lo general desaparece después del parto. Las hormonas causan que se inflamen los tejidos superficiales de las encías con la placa dental, lo que provoca hinchazón y ligero sangrado bucal al momento de cepillar los dientes. En ocasiones hay dolor.

Dientes flojos

Causas: el aumento de los niveles de progesterona y los estrógenos pueden ser los culpables de aflojar los huesos y ligamentos que soportan la dentadura, aun cuando goces de una perfecta salud en ella, según Mayo Clinic.

Caries dental

Causas: las náuseas del embarazo aumentan la cantidad del ácido al que se expone normalmente la dentadura, mientras que los vómitos agravan el problema, pues queda expuesta a los ácidos estomacales que suelen afectar los dientes.

Plan de ataque

Lo primordial es acudir al dentista y avisarle que estás embarazada, para que te ayude a cuidar tu salud dental durante este lapso, de acuerdo con El Congreso Americano de Obstetricia y Ginecología. Aunque lo ideal sería visitar al especialista antes de quedar embarazada, para que repare o prevenga cualquier eventualidad.

Adicional a la atención especializada es necesario tomar ciertas precauciones:

- Elige un cepillo de cerdas suaves para la limpieza. Además es necesario que lo cambies cada dos o tres meses, con la finalidad de que sea eficiente en las labores de higiene.
- No olvides el uso del hilo dental entre los dientes, para asegurarte que no queden rastros de comida.
- Cepilla los dientes tres veces al día.
- Durante el período de los vómitos, la American Dental Association sugiere enjuagar los dientes, con un vaso de agua que contenga 1⁄2 cucharadita de bicarbonato de sodio y una pizca de sal, para eliminar los restos de ácido estomacal. Esperar 30 minutos para lavar los dientes.
- Restringe los azúcares de tu dieta y trata de no picar entre comidas, para disminuir las probabilidades de la aparición de caries.

- Integra en tu dieta alimentos ricos en calcio, para fortalecer tus huesos y dentadura. Encuéntralo en yogur, quesos, berros, espinacas, garbanzos, lentejas, soya y pistaches.
- Lo que comes también ayuda al feto, debes saber que entre el tercer y sexto mes comienzan a desarrollarse los dientes del pequeño, por ello además de calcio debes incluir en tu régimen nutricional fósforo, ácido fólico, vitaminas A, C y D. Consume huevos, salmón, sardinas, cítricos, hongos, setas y cereales integrales.

Luz verde

- Siéntete segura en el tratamiento dental, especialmente con los rellenos de caries y las coronas pues al efectuarlos, se prevendrá la aparición de infecciones de acuerdo con el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos.
- En el caso de inflamación con dolor oral, lo más oportuno es visitar al dentista y si fuera necesario el uso de anestesia para algún procedimiento, no se han encontrado evidencias de que sea perjudicial, según un estudio publicado en el 2015 por la revista de la Asociación Dental Americana. Lo ideal es que el dentista y el ginecólogo se pongan de acuerdo en el plan a seguir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *