fbpx

Amorosos remedios

Logra que tu pequeño se sienta mejor cuando esté enfermo con algunos consejos de expertos.

Por: Sabrina Zavaleta

No sólo tú te angustias al verlo apático e irritado, él probablemente se siente fatal, por fortuna es fácil que mejore con algunas recomendaciones.

* Si está con gripa, tos o diarrea, vigila que la temperatura no se eleve más allá de 37.8 °C. En caso de que ocurra, llama al médico.

* No lo tengas en la cama, estudios demuestran que no generará mejoras extraordinarias.

Los pequeños generalmente hacen caso a su instinto, déjalo jugar si el malestar se lo permite, es posible que le baje al ritmo acostumbrado pero estará ocupado.

* Tampoco lo vistas con prendas muy cálidas para impedir le provoquen alza en la temperatura, evita también exponerlo a cambios bruscos de clima como sacarlo de la casa temprano o por la tarde en que la sensación térmica es fría.

* La leche materna es excelente opción para alimentarlo e incluso elimina la irritación alrededor de la nariz del bebé cuando tiene gripe; esparce unas gotitas en la zona y notarás como disminuye.

* En caso de que vomite, espera 20 minutos para ofrecerle dos cucharadas de suero oral.

* ¿Notas que está soñoliento? Prueba a leerle un cuento o cantarle una suave canción, tal vez logre dormirse. Prueba con:

 

* Bañarlo también funciona, ya que forma parte de las rutinas para dormirlo. Sólo no uses agua muy caliente que pueda elevar su temperatura.

* Otra solución efectiva es colocar un difusor con aceite de lavanda, te aseguramos que caerá rendido en los brazos de Morfeo.

* Bríndale muchos líquidos en caso de gripe, bronquitis, diarrea o fiebre para evadir la deshidratación. Caldos, sopa de verduras y trozos de melón suelen ser excelentes opciones.

* Ante el dolor de garganta o tos, la miel con limón es eficaz, sólo está permitido para niños mayores de dos años.

* Debes saber que los medicamentos antivirales son eficientes los dos primeros días en que aparece la gripe, transcurrido ese lapso su acción es ineficaz. Son indicados para nenes con edad mayor a 12 meses.

* En caso de congestión nasal un humidificador de ambiente logrará despejar las fosas nasales.

* Tus manos le brindarán alivio en caso de congestión en el pecho, colócalo sobre tu regazo y con la palma de una de tus manos en forma de bóveda, comienza a darle pequeñas palmaditas que aflojarán la mucosidad.

* Hay que ser paciente, pero no le permitas que sea grosero.

Finalmente, nada lo calmará más que el abrazo cálido y lleno de amor de mamá, no olvides hacerlo frecuentemente.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *