fbpx

Adiós a la culpa

¿Sientes que no eres lo suficientemente buena como madre?, ¿siempre te comparas con otras mamás? Descubre cómo lidiar con esas sensaciones y erradicarlas.

Primero definamos que es la culpa, se trata de una emoción dolorosa que genera remordimiento por algún inconveniente o error, que puede ser real o imaginario. Es reiterada, especialmente en las mamás que con frecuencia creen que no hacen lo suficiente por cuidar, criar o educar a sus vástagos.

La realidad es que no existen las madres perfectas y ningún niño viene con un manual bajo el brazo. Criar a tu hijo, requiere de una curva de aprendizaje, que nunca se detiene y su desarrollo requiere de prueba y error. Sin contar, con que cada hijo es diferente, ninguno es igual, así que probablemente lo que funcione con uno, no aplique para otro.

Las comparaciones nunca son buenas, ni para las madres, mujeres, hijas o amigas. Esa regla de medición que usas, no existe y lo que a tus ojos puede parecer maravilloso, en realidad no lo es. Nadie sabe lo que ocurre detrás de las puertas de las familias, sólo ellas y probablemente cometen los mismos o más errores que tú.

Como mamá te aseguramos que tienes muchos talentos, que no ves, por mirar el jardín que se ubica en la mamá de enfrente.

Deja de atormentarte
Olvídate de varias culpas, que has creado en tu mente:

No soy mamá de tiempo completo
Ya sea porque tienes que trabajar o debido a que no dedicas a tu hijo las 24 horas del día, especialmente, cuando es bebé.

Para ser una buena madre no debes estar sobre tu hijo constantemente, sin períodos de descanso. Pero, te tenemos noticias, los niños tienen que ser independientes y deben aprender a no depender de mami todo el tiempo. Tu vida como mujer no se acabó en el momento que diste a luz, también requieres tiempo para atenderte. Además no existe evidencia científica de que sea perjudicial para los infantes que su madre trabaje.

No soy buena en la crianza
Todo el tiempo te cuestionas cada decisión, que tomas como madre y continuamente buscas información para mejorar. Es extenuante entrenarte en un maratón como madre, que no tiene meta; pues siempre tendrás que aprender cosas nuevas, ni te las relacionamos porque la lista es interminable.

Debes confiar en tus instintos como madre, para desarrollarlos. Olvídate de buscar información continua. La clave es recordar que estás en un período de aprendizaje y te olvides de la búsqueda de la perfección.

No soy una educadora excepcional
¿A pesar de que estás en casa no sientes que haces lo suficiente por el desarrollo de tu pequeño? Algunas mamás en su obsesión, recurren a una gran cantidad de clases para estimularlo en su evolución.

Primero debes saber, que los nenes también necesitan su espacio, para buscar independencia y ser seguros de sí mismos. Segundo, la calidad de tu atención no depende de que constantemente le brindes actividades educativas. Tercero, los niños que son bombardeados con instrucciones y clases extraescolares, sufrirán estrés que puede incluso provocarles pesadillas e insomnio.

No soy capaz de que lleve una dieta saludable
Ante el cumulo de actividades, en ocasiones terminas comprando pizza para cenar o le preparas un sándwich, en vez de darle comidas nutritivas. Lo ideal es que prepares sus comidas y te asegures de que sean nutritivas, pero ocasionalmente la comida rápida no le hará daño.

Ahora hay muchas opciones, si no logras ir por el mandado; es fácil ordenarlo vía internet mientras sales de la oficina y lo tendrás cuando llegues a casa. Planea las comidas semanalmente y si un día te sientes agotada y decides prepararle un hot dog, no te flageles, no es el fin del mundo.

Pero sobre todo, disfruta el tiempo con tu hijo y la crianza sin presionarte por las culpas. Con niños en casa el orden es casi imposible, siempre hay inconvenientes a los que enfrentarte; sin embargo, al ser flexible también le estarás dando una gran lección a tu hijo, que le ayudará en su vida adulta.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *