fbpx

Abran paso

Por: Sabrina Zavaleta

Uno de los éxitos más ansiados es que el bebé comience a caminar, pero en el proceso es seguro se presentarán tropiezos, golpes y otros inconvenientes factibles de minimizar en un hogar seguro.

Si ya es capaz de gatear, está a escasos momentos de trepar por los muebles para erguirse y consumar su gran acto de caminar; es decir, su motricidad se ha desarrollado lo suficiente para el siguiente paso.

Probablemente se mantenga erguido entre los ocho y 10 meses, lo normal es que inicie sus primeros pasos entre los nueve y 18 meses. Recuerda que cada niño es diferente y tiene sus propios procesos; así que no desesperes porque si ahora no tienes tiempo, cuando camine requerirá otro tipo de atención personalizada que te mantendrá sumamente ocupada.

A salvo

Es importante vuelvas a revisar focos rojos que puedan convertirse en un posible peligro en sus inminentes caminatas:

* Es necesario observes todo desde su perspectiva, así que literalmente ponte a caminar en cuclillas para adquirir una idea más clara, respecto a muebles con esquinas afiladas susceptibles de ser removidos en su paso e incluso pequeñas mesas de centro.

* Los muebles con bordes puntiagudos que no logres reubicar, deben tener protecciones en las esquinas.

* Si tienes tapetes, retíralos ya que sus primeros será torpe y fácilmente podrá tropezarse.

* Coloca cierres de seguridad en puertas y cajones, pues además de abrirlos sacará todo lo que pueda cargar.

* Asegúrate que sobre mesas y escritorios no haya objetos frágiles o pesados, lo ideal es cambiarlos de lugar.

* Retira los libros localizados en estantes que estén por debajo de su tamaño, de lo contrario él te ayudará; seguramente no lo hará esmeradamente y habrá una o varias hojas rotas. Además es peligroso que se corte con las páginas.

* Enrolla las cuerdas de persianas o cortinas, para evitar se enrolle, atore en ellas y de esta forma erradicar la posibilidad de que surjan graves accidentes.

* Los cables de televisores y computadoras, tampoco deben estar a su alcance, se puede tropezar con ellos y en el peor de los casos también podría hasta estrangularse.

* Coloca puertas a prueba de niños en escaleras y habitaciones, en las cuales no es conveniente que ingrese como el baño o la cocina.

* Si es imposible bloquear la cocina, asegúrate de instalar un aislamiento para las perillas de hornillas y horno.

* Siempre cocina en las hornillas traseras, por si pudiera extender sus manitas para tratar de tocarlas, evitarás que se queme.

* Instala seguros en las ventanas, para que no trate de abrirlas y se cuelgue de los bordes.

* Reubica todos los limpiadores, ya que al tratar de ingerirlos podría intoxicarse y hasta envenenarse. Cierra con candado el mueble que los contenga.

* Las sillas con ruedas, aléjalas de su camino, pues al tratar de agarrarse es posible que se resbale.

* Los electrodomésticos almacénalos en muebles altos, nunca los conectes en lugares que estén a su alcance. Podría lastimarse o quemarse.

Señales de auxilio

Lo más seguro es que no podrás impedir se caiga en algunas ocasiones, pero trata de no mostrarte alarmado para minimizar el impacto. Ayúdale a levantarse e incítalo a continuar para que no le tome miedo al proceso de caminar. Ante algún chichón, no dejes que se duerma y vigila que no vomite, si notas algunos de los dos síntomas llévalo al médico.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *