fbpx

A salvo del sol

shutterstock_323512808

¿Sabías que el sol es la principal causa de cáncer de piel, quemaduras e incluso daño ocular? Por ello la protección solar a temprana edad es imprescindible en la ciudad, el campo o la playa.

Por: Clara García

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud OMS, actualmente hay 160,000 casos nuevos de cáncer de piel en el mundo; el melanoma es el más mortal y se debe al daño causado a las células de la piel, por la exposición a la radiación ultravioleta.

De acuerdo con los expertos la prevención logra resultados fabulosos y si tomamos conciencia, junto con las precauciones adecuadas del 2020 al 2030, podremos reducir hasta en 21,000 los casos de melanoma. Por ello, es tan importante cuidar la delicada piel de bebés e infantes.

Atención precisa

P. ¿Cómo proteger a los bebés del sol?
R. Su piel es delgada, extremadamente sensible, aún está inmadura y no ha desarrollado la melanina que le proporcionará protección solar. Por lo tanto no es eficiente para protegerse de las radiaciones solares, lo que equivale a quemaduras con gran facilidad. Por ello se sugiere no exponer a los rayos directos del sol a un pequeño menor de 12 meses y hasta los 36 meses, además de realizar un ritual de protección que debe ser inamovible.

5 hábitos que salvan vidas
Si desde pequeño práctica buenos hábitos frente al sol, prolongarás su capital solar ¿sabes qué es? Dicho capital permite exponernos durante el transcurso de nuestra vida entre 5,000 y 15,000 horas, antes de que aparezcan daños irreversibles. Se estima que en promedio a los 18 años, ya se ha consumido entre el 50 y 70 por ciento de la reserva; sin embargo, cuando hay una educación solar a temprana edad y con la fotoprotección adecuada se reducen los riesgos.

De acuerdo con Cancer Council, estas son las cinco reglas frente al sol:

  1. Siempre que salgan de paseo, procura cubrir la mayor cantidad de piel delbebé, elige prendas frescas como las de algodón y que sean holgadas.
  2. Después de los seis meses, ya es apto para usar un protector solar, de preferencia debes seleccionar uno diseñado especialmente para los niños y que sea resistente al agua como Umbrella Kids 50+, que aunque el nene sude o se moje, lo mantendrá protegido hasta por 80 minutos. Además es hipoalergénico, tampoco irrita los ojos del bebé y no deja efecto pegajoso. Está avalado por la Skin Care Foundation. Garantiza una protección frente a los rayos UVA y UVB.
  3. Debe usar un sombrero de ala ancha, lo suficientemente grande para que le proteja la cara, nuca, ojos y orejas. Las gorras de béisbol no son aptas, ya que no ofrecen suficiente protección a las mejillas, orejas y el cuello. Cómprate uno también, pues te protegerá y será más fácil que acepte ponérselo tu pequeño, recuerda que a ellos les encanta imitar a sus padres.

  1. Trata de mantenerlo en la sombra mientras pasean o cuando estén en la playa, debido a que la radicación solar se refleja en la arena, agua y concreto. Esto no lo exenta del uso de protector solar, debes reaplicar el producto cada dos o tres horas. Selecciona una carriola que tenga protección y permita la circulación del aire.
  2. Actualmente, es indispensable el uso de gafas de sol con protección solar, ya que las de juguete no funcionan como escudo frente a los rayos nocivos. Es fácil encontrar lentes de sol para pequeños en las ópticas.

Evita que esté bajo los rayos directos del sol entre las 11:00 y 17:00 horas, lapso en el cual son más perjudiciales.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *