fbpx

A disfrutar de la Navidad

A disfrutar de la Navidad, los infantes viven con una emoción especial estas fiestas, las reuniones, las canciones, las luces, las visitas, las comidas tradicionales, antojitos típicos y los regalos son parte de las hermosas sorpresas que les aguardan.

Por: Clara García

Sin importar su edad, son los principales invitados de las reuniones, pero requieren de la vigilancia constante de papá y mamá.

Recuerda que son como esponjas y absorben ávidamente las emociones y sensaciones que se desatan como partes significativas de la Navidad y el Año Nuevo.

Vigilancia continúa

Si tu pequeño tiene entre ocho y 18 meses, ya es un explorador nato y hay que cuidar algunos detalles para que las fiestas sean geniales.

Rutinas: no puedes romper con sus horarios para comer, dormirse y bañar.

Todavía es muy pequeño para adaptarse, sólo es cuestión de organizarte.

  • Hay que dosificar los estímulos para que disfrute sin estresarse.
  • Lleva su comida a las reuniones.
  • Asegúrate que tome sus siestas y tal vez esté permitido duerma un poco más en navidad y año nuevo.
  • Al día siguiente déjalo dormir un poco más pero no demasiado, pues las demás rutinas pueden sufrir alteraciones.
  • Si van a salir de casa, pregunta si hay una habitación dónde lo puedas acostar, ya que a pesar de las emociones el cansancio lo vencerá y si no lo duermes estará irritable.
  • Lleva su mantita o peluche de apego, además de algunos de sus juguetes favoritos para que se sienta cómodo.

– Alimentos: pide a todos tus familiares que te pregunten, antes de darle de comer para evitar atragantamientos o alergias.

  • Ten especial cuidado con frutos secos, uvas y dulces de caramelo pequeños que pueden atorarse en su garganta.
  • No le quites los ojos de encima a las copas.
  • Si salen de casa a celebrar, lleva sus propios cubiertos, vasos y platos para que coma en ellos y no haya peligro que se corte con los de vidrio u otros materiales.
  • Probar un pequeño bocado de pastel o galletas no le hará daño, de acuerdo con un estudio publicado en New England Journal of Medicine, realizado a niños en edad preescolar, el azúcar no afecta el intelecto o comportamiento de los infantes.
  • Lo que sí ocurre es que al convivir con más niños, tu chiquito se mostrará más activo de lo normal en su afán por seguir el paso de los demás. Sólo limita la porción, pídele que te comparta y a papá, para evitar que coma demasiado.

– Seguridad: le encantarán las luces y el árbol, pero hay que tomar precauciones para evitar accidentes.

  • Prefiere un árbol artificial, habrá menos probabilidades de que se caigan las ramas e intente comérselas.
  • Asegúrate que las esferas no queden en la parte baja, donde las pueda tomar. * Si pones nacimiento, limpia todas las piezas con vinagre de manzana orgánico para desinfectarlas y de preferencia, adquiere unas de plástico por si se le ocurre jugar con las figuras o chuparlas.
  • Prohibidos los elementos y adornos puntiagudos.
  • Atención con el musgo y el heno, pues seguro tratará de llevárselos a la boca.
  • No dejes a su alcance las extensiones, recuerda que sus deditos caben fácilmente en los orificios de conexiones o de las luces.

Tú tampoco te estreses para que disfruten de una primera Navidad excepcional.

A disfrutar de la Navidad

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *